Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

lunes, 22 de octubre de 2007

Ahorro de agua

He llegado tarde, pero ahí va mi truco para ahorrar miles de litros. Tan simple como rellenar garrafas de plástico con el agua del baño de mis niñas y luego emplearla de nuevo para el váter
Para mi hija es sólo un juego más, pero también nos ha hecho tomar en cuenta la de litros de agua (potable!) se desperdicia cada día.
En fin, pruébalo y me cuentas.

martes, 11 de septiembre de 2007

Como alimentar bien a mis hijas

Igual que creo que son los libros los que nos escogen para ser leídos en un momento preciso, a veces pasa lo mismo con ciertas ideas.
esta noche me he sentado frente el ordenador, a parte de porque no tenía sueño, a consultar varios temas y como se que la información en internet es tan dispersa mientras lo encendía apunté insecto palo, alimentación vegetariana para niños y carne ecológica. Lo hice en este orden, primero para satisfacer la curiosidad de mi hija de 3 años cuando esta tarde vimos uno de esos insectos tan particulares, lo segundo porque cada vez me cuesta más comprar en el supermercado las "proteinas" para ella. Tengo una madre muy pesada en este tema, la alimentación es muy importante siempre me lo repite, ella que es capaz de ponerte canelones de primero y merluza rebozada de segundo, y de aperitivos embutidos salchichón, jamón. En fin, como pliego de descargos hay que reconocer que es buena cocinera y prepara las mesas de diario como si fueran de fiesta, y que es hija de la postguerra, de la guerra civil española y pasó por ello muchas carencias alimenticias y la principal, la pérdida de su madre siendo una niña.
Pero bueno volviendo al tema, puse carne ecológica como alternativa, por si no me acaba de convencer las dietas vegetarianas para los niños. Y sabes despues de leer unos cuantos artículos bien documentados y dos páginas que he agregado a la lista de favoritos, me parece que voy a empezar a leer sobre el tema y a intentar poco a poco a suprimir la carne y el pescado de la dieta, creo que pediré hora a un nutricionista para que me prepare una dieta completa para todos.
Me da pena cuando veo los conejos despellejados y doblados, o ya troceados, evito mirar las cabezas de los pollos, los ojos de los peces, cuanto me cuesta a veces sacarlos de la bolsa y sentir su lomo terso, brillante como si estuvieran vivos. Tampoco puedo comprar almejas o berberechos para cocinarlos, ya me pasaba en casa de mi madre cuando los veia debajo del trapo húmedo se me encogía el corazón saber que muerte les esperaba.
Que fácil es comprar la carne picada, esa empaquetada que no te recuerda a nada. Y sin embargo que amargura cuando ves las terneras hacia el matadero como sacan la cabeza del camión.

..Mi hija llora.

sábado, 8 de septiembre de 2007

La evolución en el tiempo y otros pormenores

Cuando era pequeña, leía tebeos mientras comíamos. Y escribía a ratos en la terraza, o en mi cuarto. Empecé en una agenda pequeña las anotaciones, los teléfonos de las amigas de clase. Pero el diario como tal primigenio, creo que fue uno de tapas perlas, con candado que me regalaron por la comunión. Quien haya escrito un diario entenderá bien lo que se siente al releerlo años después, la caligrafía redonda de la que ahora conservamos algunos rasgos. Con los años se escribe diferente, las emociones imprimen sobre el papel distintas grafías. Pero es un privilegio ese el de poder entrar en la mente de una niña de 9, 10, 15…de la mujer de 20, 27, 35. Leí hace poco algo como que nuestra mente a menudo hace reset, porque se ve obligada a darnos una versión coherente sobre nosotros mismos. Pero que es algo falaz. Y eso mismo ya lo había podido constatar con personas muy allegadas y que el paso del tiempo las han convertido en otras, sin asomo de la personalidad anterior, a tal punto que me he llegado a decir si la hubiera conocido ahora, no hubiera entablado amistad con ella. Así que entiendo como posible esa versatilidad en uno mismo.

Somos moldeables, al entorno a las personas que nos rodean. Estamos continuamente dando y recibiendo información, verbal y no verbal (actitudes, gestos, miradas) y de ese flujo siempre nos traemos y nos llevamos algo. Mirando unas fotos de mi pareja con su anterior novia, hallé una en la que su sonrisa me era extraña, un mohín que luego vi en otra foto de ella.
Así que admitámoslo no somos los que fuimos, cambiamos como cambian nuestras células es algo que se nos escapa. Así que si alguna vez fantaseó con volver con su anterior pareja, desengáñese. Él o ella ya no son iguales, y aunque en el mejor de los casos se mantuviera en forma, o conserve la sonrisa, llegarán a hablar y entonces se romperá la magia. Yo también tuve un novio, bueno más de uno porque después de leer tanta literatura acabé por no saber bien que debía buscar, lo del amor verdadero constituye una hermosa declaración de principios pero de instrucción detallada tiene poca. Así que me iba enamorando y a veces dejé, otras me dejaron. Y yo que había leído a Gustavo Adolfo Bécquer ya de niña, y de jovencita a Pedro Salinas, pues en fin que por fin puede experimentar lo que era el amor, el desamor y la nostalgia. Por cierto que justo hoy he leído en una página italiana que las mujeres escogemos a nuestra pareja a través del beso, y que sale publicado en una revista de psicología evolutiva, sin embargo estoy segura que ya había leído sobre este tema.

Pues como decía, retomando el hilo del asunto olvídese del reencuentro, será un fracaso seguro, porque tras compartir algunos recuerdos luego uno de ellos dirá algo, una palabra una expresión que le recordará que se fue, que ya no es el mismo. Una de mis pesadillas virtuales recurrentes es imaginarme a cierta persona cuyo nombre callo hablando como un galán de telenovela.

El bosque de mis pensamientos


La lucha entre el bien y el mal


martes, 28 de agosto de 2007

Cartas versus mails

He estado buscando entre mis fotos alguna adecuada a este blog, y no me he decidido por ninguna. Por eso entre los deberes de esta semana añado éste en particular. Y no será porque no haga fotos a menudo, a veces series de ellas, pero casi siempre en todas ellas hay personas.
Ayer decidí que voy a dedicar mi tiempo a escribir, cada día un poco. Porque es algo que me hace feliz, y uno tiene que encontrar tiempo para hacer aquello que nos llena. Lo cierto es que hay otras cosas que también me hacen feliz: recibir un correo de un amigo, hace unos años una carta. Parafraseando a Bécquer ...por una mirada un mundo, por una carta... y si encima fuera de amor.
Hubo una época en la que mantuve una correspondencia de ese tipo. Y recuerdo la emoción al descubrirla en el buzón, la calidez que me producía el simple contacto del papel, el placer de descubrir la caligrafía amada escribiendo mi nombre y el suyo. Es imposible que un mail, por bien escrito que esté alcance nunca a ser como una carta. y por más que imprima algunos mails, allí se quedan uniformes como soldados alineados, sin poesía.
Había que esperar si, había que buscar a comprar sobres que fueran especiales, y sellos, pero también era un placer mirarlos allí bien puestos, con su tinta negra luego marcados. Pero aquellas cartas al abrirlas, eran una explosión de los sentidos, la vista, el tacto, el olor.

Quien tiene unas cartas de amor, tiene un tesoro, y como tal, la mayoría de las veces, deben permanecer escondidas.

miércoles, 6 de junio de 2007

A la tercera...

Bienvenido a mi blog, el definitivo. De hecho el título ya constituye una implícita declaración de principios, pues después de crear varios blogs y luego olvidar la llave que los abre, lo cual nos ha permitido echar unas cuantas risas al respecto, pues eso que éste lo amarro bien. Y desde este puerto del mediterráneo empezaré a contarte todo aquello que se me ocurra.

Por cierto me llamo Sonia y te escribo desde un pequeño pueblo muy pintoresco entre montañas muy cercano a la espléndida, apabullante y bulliciosa Barcelona.