Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

viernes, 11 de abril de 2008

Sólo un sueño

Hoy soñé con mi tía Lola, estábamos charlando, ella aparecía guapa, tranquila, con su peinado de siempre un recogido, su aspecto pulcro y su bata impecable. Me decía que le costaba subir las escaleras de su casa, vive en un ático sin ascensor. Le digo que a lo mejor sería momento de venderlo y con esa entrada comprar un bajos, o mejor uno de esos pisos con zona comunitaria con piscina, con un poco de jardín, y la veía entonces en una butaca bajo un parasol, con uno de sus vestidos estampados de verano mirando el bullicio de los que se bañan…
Mi tía Dolores, siempre quiso que la llamasen Lola, murió al poco tiempo de nacer mi hija pequeña, no llegó a conocerla, como creo que tampoco llegó a conocer a Mónica. El alzheimer se fue llevando poco a poco, todo lo que era ella. Así que esta noche cuando la he visto en sueños me ha hecho ilusión, volver a sentir como era hace diez años.

A veces los sueños nos traen visitas inesperadas.

jueves, 10 de abril de 2008

Diecisiete líneas para un post.

Esa es la medida para mi óptima de una entrada o post. Diecisiete líneas y una despedida, deberían ser suficientes para desarrollar una idea, con la ventaja añadida que de un solo vistazo se lee todo.
Los post demasiado largos a veces dicen demasiadas cosas superfluas, lo digo por experiencia propia.
Así que me he propuesto escribir post breves como un buen ejercicio de síntesis.
Dicen que a aprender a escribir se aprende escribiendo, pero también añadiría que en literatura no siempre mucho equivale a mejor. A mi me gusta los autores que cuidan sus frases, que parecen escoger sus palabras una a una. Hay una musicalidad en ellos que me resulta hipnótica, leerlos es como saborear un caramelo, acabo la frase y me la vuelvo a leer y digo genial, me ha encantado como lo has dicho.
Hace tiempo que no me topo con uno de esos libros cautivadores, lo reconozco, de esos que te prenden de tal modo que serías capaz de leerlo en una madrugada.
Seguiré buscando.
Un saludo

miércoles, 9 de abril de 2008

Inventario de ropa

No sé si a vosotros os pasa, pero lo que dejo de ver en mi armario deja de existir. No me acuerdo que lo tengo, salvo contadas excepciones.
Me compré un jersey blanco de pico precioso Adolfo Domínguez y ayer por casualidad en mi cartera encontré el ticket y me dije ostras es verdad si me lo he puesto dos veces sólo…
Total que la idea de hoy ha sido la siguiente no recomiendan ir a hacer la compra del supermercado habiendo comido previamente y lista en mano, entonces porque vamos a comprar ropa sin una idea previa de lo que necesitamos.
Si te encanta ir de tiendas, o ir a mirar escaparates posiblemente no te sea de gran interés el resto del post, para los que lo llevamos peor el tema sigo hilvanando la idea. Para facilitar el hecho mismo de la compra en si, se me ocurre lo siguiente, hacer una tabla con todas tus prendas de vestir: enumera las camisas (por colores, marcas o otras etiquetas personales, vamos como las llames mentalmente) luego los pantalones, faldas, vaqueros y los conjuntos hechos (los que compraste ya así o los que sueles combinarte tú habitualmente porque te gusta como queda).
La tabla puede distinguir entre ropa de vestir, ropa más informal para que te dé con un sólo vistazo la situación de tu guardarropía. Y cuando la tengas, las imprimes y la pegas con celo en la puerta de tu armario. Así te das cuenta de las cosas que te harían más falta en vez de comprarte algo que posiblemente no necesitas tanto.
Yo lo he hecho ya, no sólo con mi ropa sino también las de mis hijas y creo que es bastante útil. En fin hay queda la propuesta.

Un saludo


martes, 8 de abril de 2008

Películas de fotos

Ayer fue un día productivo, porque además de hacer todo lo que tenía previsto hacer por la noche hice una película de 4 minutos sobre el bautizo de la pequeña, sólo me falta añadirle la música.La hice con una aplicación del windows, se llama windows movie maker, accedes a ella desde la pestaña Todos los programas. Gracias al resumen de 10 segundos si sigues leyendo podrás usarla tú también.

1. Hazte una carpeta y lleva a ella las fotos que quieras montar en peli. No importa el orden.

2. Clicka en "importar imágenes" y le indicas el nombre de esa carpeta (con ello te las traes todas)

3. Sitúate en guión gráfico y arrastrando una a una, las colocas como quieres que aparezcan.

4. Busca en transiciones el modo en que quieres pasar de una foto a otra (para ir rápido escoge un modelo y haz copiar y pegar entre las fotos)

5. La peli ya está, ahora si quieres pon título y fin.

Un consejo adicional, como el programa se cuelga a veces, graba el proyecto con un nombre en cuanto tengas las fotos en el guión gráfico, así vas mejorándolo después con calma.

Que disfutéis.

lunes, 7 de abril de 2008

Lunes especial

Hoy se ha despertado el día, como mi niña, con sueño tras la ventana el cielo era blanco y nebuloso. Ella me ha preguntado tengo cole, y yo le he dicho claro cariño. Quiero dormir más; vale, duerme otro poquito mientras te preparo el bañito. No se duerme ya pero la contestación le satisface y se tapa con el nórdico risueña.
La semana por delante, me encanta empezar la semana marcándome objetivos, y comprobar en la agenda como fueron los de la semana anterior. Supongo que eso de tener agenda es una costumbre tan arraigada en mi, que a pesar de no trabajar en la oficina me gusta llevarla lo mismo. A veces escribo mucho y a veces son solo un par de apuntes, pero me gusta porque rescata del olvido un día cuaquiera, uno siempre tiende a recordar los grandes días, las celebraciones, y a mi me gusta reivindicar la magia de lo cotidiano, como el lunes pasado, un día aparentemente como otro lunes y sin embargo excepcional, porque nuestra peque aprendió a decir si, con el gesto, lo hizo lentamente y con la sonrisa de oreja a oreja, al ofrecerle un trozo de fruta la quieres? La quieres insistí y ella me afirmó por primera vez en su corta vida.
Es curioso porque ese día también recibí una llamada de un antiguo jefe y eso para mi siempre es grato. Pero también ese mismo día, luego lo supe, a 3.000 kms. de distancia un predictor también dio su sí, mudo y rosa, a unos ojos expectantes.
Y así fue como de pronto aquel lunes, dejó de ser cualquier otro, para convertirse en un día especial.
Os deseo una semana llena de pequeños grandes momentos.