Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

viernes, 11 de abril de 2008

Sólo un sueño

Hoy soñé con mi tía Lola, estábamos charlando, ella aparecía guapa, tranquila, con su peinado de siempre un recogido, su aspecto pulcro y su bata impecable. Me decía que le costaba subir las escaleras de su casa, vive en un ático sin ascensor. Le digo que a lo mejor sería momento de venderlo y con esa entrada comprar un bajos, o mejor uno de esos pisos con zona comunitaria con piscina, con un poco de jardín, y la veía entonces en una butaca bajo un parasol, con uno de sus vestidos estampados de verano mirando el bullicio de los que se bañan…
Mi tía Dolores, siempre quiso que la llamasen Lola, murió al poco tiempo de nacer mi hija pequeña, no llegó a conocerla, como creo que tampoco llegó a conocer a Mónica. El alzheimer se fue llevando poco a poco, todo lo que era ella. Así que esta noche cuando la he visto en sueños me ha hecho ilusión, volver a sentir como era hace diez años.

A veces los sueños nos traen visitas inesperadas.

5 comentarios:

Selvas dijo...

A mi me encanta soñar, a veces los sueños te traen de vuelta a personas que ya no están o que viven muy lejos.

Maga Viajera dijo...

Sonia: Paso todos los días pero hace mucho que no te dejo un comentario pero decirte que me gustaron mucho tus últimos tres post. El de la ropa...¡es ciertooo! jajaja Todo los días me enfado con mi armario, porque nada cabe, todo se arruga y nunca encuentro lo que busco.
El de las 16 líneas... eres muy observadora y tienes razón... siempre que se pueda... El de los sueños, yo sueño mucho y recuerdo todos mis sueños así que recibo visitas muy seguido (que linda manera de verlo) sobre todo de mi madre. Un besazo guapa! Sigue así!

brujaroja dijo...

Es curioso cómo nos visitan en sueños aquellas personas de las que llevamos tanto tiempo sin noticias. Si no fuera porque a veces dejan una extraña tristeza en nuestra almohada, sería como volver a encontrarlos. De hecho lo es.

Anado dijo...

Realmente emocionante Sonia.

Un abrazo.

Sonia dijo...

Selvas: a mi me pasa lo mismo.

Maga, me alegro que sigas pasando y encuentres algo que te guste.

Brujaroja,no sé de donde vienes pero bienvenida!

Gracias Anado.