viernes, 28 de marzo de 2008

Contra la pederastia

Quizá soy de natural optimista, prefiero pensar que por algún extraño mecanismo de selección natural sólo se pueden heredar los rasgos positivos y que somos totalmente libres a la hora de escoger los negativos.
Así creo factible que uno pueda heredar la afición por la música, o la pintura o el cine pero no estamos programados para ser alcohólico, ludópata o pederasta, que uno decide ser en la vida lo que quiere ser, a pesar de los padres que te hayan caído en suerte.

Y sin embargo cuando lees en prensa que aquel tipo padecía una esquizofrenia paranoide y que su mujer tenia un coeficiente que equivale a un retraso mental leve, en fin que uno se plantea, realmente es necesario dejar que cualquiera tenga hijos, simplemente porque pueda engendrarlos.

Quizá sería hora de empezar a plantearse la idoneidad a la hora de tener hijos biológicos igual que se examina en los padres que quieren adoptar un hijo. A lo mejor así podríamos romper la cadena de los abusos a niños y algunos trágicos desenlaces, como el tristemente acaecido de Mari Luz.

El día de tu vida

Adoro cuando leo algo que me hace pensar. A veces puede ser una frase, pero es suficiente es como si me dieran hilo para hilvanar el resto....