Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

jueves, 16 de julio de 2009

Opinión sobre un best seller

Desde que empezaron las vacaciones de verano es más difícil encontrar un rato para sentarme a escribir, por eso me conformo con leer a ratos el periódico o por las noches aprovechar la calma.
Tengo un buen amigo especialista en hacer críticas constructivas en todo lo que lee o ve, así que siguiendo su ejemplo trataré de destacar lo positivo, aunque en realidad sea lo negativo lo que me ha llevado hoy a escribir el post.
Lo cierto es que no es un tipo de libro que hubiese comprado, pero me lo regalaron y como era formato de bolsillo pensé bueno un libro para llevar a la playa si no tengo otra cosa que leer. Así que me lo llevé y a ratos lo iba leyendo, o casi, porque mi pareja a ratos decía no te tortures más anda.
No me atrevería a recomendarlo, porque yo no suelo leer novela negra y claro a lo mejor por eso no le encuentro gracia a los diálogos ni a los personajes, y si sigo leyéndolo es porque entre página y página hay anécdotas sobre personajes históricos como Beethoven, Napoleón, y curiosidades de los masones. De hecho en mi opinión tiene más valor como ensayo que como novela.

Pero entonces porque he venido aquí a escribir sobre ella, pues porque no está bien acentuada.
Y yo soy la primera que a veces puedo dejar de acentuar, pero es que este libro, en cuya portada se publicita como "best seller" está editado por una editorial importante, que por lo visto considera que no es necesario corregirlo. Y ya me parece mal que el propio autor no se apercatara de ello, pero es que todavía resulta peor que nadie en la editorial se haya leído el libro. Y te lo digo como lo siento, porque si alguien se hubiera tomado la molestia de hacerlo, habría podido corregir todos los "solo" que se usan como adverbios y sin embargo carecen de acento.
Pero ahí no acaba, resulta que tampoco se acentúa los "este" cuando son pronombres, no en una frase o dos sino en todo el libro.

Lo cual viene a refrendar mi teoría de que se publica demasiado y mal, porque vamos tratándose de una primera edición podrían haber tenido un poco más de cuidado. O bien los correctores del texto se dedicaron a pasarle el corrector del ordenador y se quedaron tan tranquilos, o debieron pensar total, quién se lee este libro tampoco se va a dar cuenta corre que ya tenemos el verano encima.
No lo sé.

En fin espero tener más suerte en el próximo.

Un saludo.

martes, 14 de julio de 2009