Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

jueves, 13 de marzo de 2014

Mi alter ego

Mi alter ego se me parece un poco. Tiene el pelo rizado, los ojos grandes algo redondos, similar altura y corpulencia. Me gusta como habla, tiene cierto tono pausado que hace agradable el escucharla. Mi alter ego, también hizo su propio Erasmus, pero en otro país, y estudió Filología Hispánica.También tiene dos hijos, mi alter ego. Toma vino tinto, como yo algunas veces. Le gusta leer, y como no, mi alter ego, también sueña con escribir un día su propia novela. Cualquier día le propongo empecemos, cada una con la propia, porque está visto que con los alter egos, si uno no arranca el otro no empieza.
De todos modos he de confesar que me cae genial mi alter ego sobretodo cuando en un aparte, me dijo, qué nenas tienes, con ese punto de admiración contenida.

lunes, 10 de marzo de 2014

Germinadora

Así me llama mi pareja cuando me da por germinar semillas. La verdad es que empecé por curiosidad, leyendo un libro de recetas comentaba a propósito de los germinados. Busqué en internet, hablaba de paciencia, pero lo cierto es que no hace falta demasiada, humedad y oscuridad y enseguida rompen las semillas y echan brotes.
De hecho gracias a esas lecturas descubrí porque esa costumbre de poner en remojo las legumbres antes de cocinarlas, por lo visto eso permite romper una película que las envuelve que es difícil de digerir.
Y debo reconocer que se me da bien.Germiné de un hueso de níspero, uno de melocotón y otro de limón. De momento todo lo que he ido plantando en tierra ha ido prosperando. El árbolito que he puesto arriba, era solo una ramita hace un mes y ya tiene sus primeras hojas (todavía no sé si es limonero o melocotonero, pero la verdad es que me da lo mismo estaré contenta igual). La pequeña salvia moribunda, que creo ya expliqué en alguna ocasión planté por no tirarla, es ahora toda una señora mata que está floreciendo y no deja de extenderse.
El romero, que compré en una maceta pequeña y fui trasplantando sucesivamente a tiestos más grandes, parece que también está satisfecho en su rincón de jardín a pleno sol, y a su lado le he puesto un pequeño tallo de perejil. No hay que menospreciar el perejil, tiene mucha vitamina C, aunque no es conveniente si estás concibiendo porque puede ser abortivo.
 Esto de las plantas es espectacular.