Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Como soy

Hoy he hecho sola la clase de inglés. Hemos hecho conversación, vocabulario y algo de lectura (dentro de poco voy a poder presentar las noticias de la CNN) y de deberes nos ha dado un tema relativamente fácil : una descripción de uno mismo a través de un mail.
Así que me he venido a casa, me he preparado una rapidísima, pero no por ello menos sabrosa, tortilla de ajos tiernos con una tostada y me he puesto a escribir el borrador.
Es curioso como nos definen los adjetivos, como nos encasillan. Soy madre, soy abogada, soy ama de casa, soy escritora, que soy realmente. Como nos vemos nosotros y como nos perciben los otros.
Ya veremos como resulta la descripción.
(apunta perfeccionista, tres veces he tenido que editar para ajustar los márgenes ;)

martes, 2 de diciembre de 2008

Preparando (el ánimo) para la navidad

Mamá yo quiero el árbol. ¿Cómo el árbol? si es muy pronto! ese fue el tema de conversación principal de la cena de ayer. Es que unos niños de la clase ya lo tienen, pues se han adelantado hija. Hay que esperar. Al menos que pase el puente de la Purísima, vaale. Que hija más conciliadora tengo. Y la carta, vamos a hacer la carta (cuantas llevamos ya) vale después de cenar.
Tengo que reconocer que lo que más me está gustando este año es que "los Reyes lo ven todo", claro por algo son mágicos, llegamos a esa conclusión cuando se puso a pensar como era posible que llevaran tantos juguetes a tantos niños, mágicos, deben ser mágicos propuse yo.
Así que cuando se porta mal con su hermana, le digo uf te acaban de borrar un montón de regalos, eso no les ha gustado nada y ella protesta nooooo. Por eso quizá ayer me decía mientras cocinaba, mamá mira estoy jugando con mi hermanita (milagro) y yo ostras que bien, los Reyes deben estar apuntándolo todo. Total que mientras dure, la santa inocencia, estos Reyes contables nos van a ir de perlas.

Y es que a mi me gusta la decoración navideña, pero no tanto como para verla todo el mes de diciembre en casa. Además me gusta preparar la casa un poquito, hoy me he dedicado a la escalera y puerta de entrada, que no me importaría volver a pintarla, mañana pondré todas las cortinas a la lavadora.
Tengo ganas de unas navidades tranquilas.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Noche de sábado

Tantos años sin salir imaginé que sería una noche antológica, vamos, de las que marcan un hito, un antes y un después. Así que tras organizar el tema familiar, salimos en dos coches.
Hacía frío, pero íbamos a buen paso, riendo. Cenamos de tapas, ridículas y caras, luego fuimos al teatro, obra de improvisaciones, destacable sólo por el hecho de su intrínseca, que remedio, originalidad. Luego quisieron tomar un mojito y yo les acompañé. Encontramos un bar, dijeron que era cubano, pero a mi me recordó más al de Abierto hasta el Amanecer del Tarantino, daba un poco de miedo. Quizá por eso era el único con dos mesas libres, así que las ocupamos, pedimos y estuvimos riendo con anécdotas de malentendidos de lenguaje.
Y lo mejor de la noche que fue, pues yo te lo digo: VOLVER. Llegar a casa calentarme un vaso de leche y un croissant de chocolate delicioso mientras la chimenea crepitaba de color naranja intenso. Y que bajara él, con cara de sueño y se sentara en el sofá, allí, conmigo.