Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

jueves, 29 de enero de 2009

Vicky, Cristina, Barcelona







Ayer cogimos el dvd, tenía muchas ganas de verla, tantas como luego tuve de que acabase. La banda sonora es horrorosa, el tema de principal si lo escuchas dos veces seguidas puede desencadenar un ataque de ansiedad. La película, es sencillamente, pésima.
Es una postalita cursi, con un narrador a juego (fueron a Oviedo donde compraron unos dulces que le encantaron..) por dios que tomadura de pelo, la del Sr. Woody Allen. La trama no está mal, pero le falta profundidad.
La única que se salva de todo este tinglado, es Penélope, que está convincente y Joel Joan, que sale como extra del grupo de amigos, en el que por cierto no se que pinta la Llol.
Cuanto a la ambientación de Barcelona, la ha utilizado como un decorado, desprovisto de vida y de autenticidad, por favor que cada vez que salen las terraza en verano están las mesas vacías, o cuando están en las escaleras del Palau nacional, no se ve movimiento, ni tráfico. Y en el Parc Güell, si la mayoría de los extras sólo son chicos con camisetas modernas y bolso cruzado a la espalda, donde están los japoneses, donde está la vida que bulle en cualquier rincón de la ciudad.
Sólo diré que mi pareja ni acabó de verla, y yo aguanté hasta el final en un improvisado ejercicio de autoflagelación mental. Una solemne tontería, y a mi modo de entender totalmente prescindible, pero claro es lo que pasa con las pelis por encargo, que se nota demasiado aquello de coge el dinero y corre.
Turistas americanos y del mundo en general, les agradecería que no tomen esta película como referente, Barcelona es mucho más auténtica y menos snob de lo que aparece aquí, no dejen de visitarla.