Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

miércoles, 2 de febrero de 2011

El saber que se comparte en la red

El otro día leí un artículo muy interesante sobre internet, sobre como las nuevas tecnologías deberían cambiar la forma que tenemos de educar. Y explicaba que el antiguo sistema en el que el profesor vertía todo su conocimiento en los alumnos hoy en día estaba de alguna manera obsoleto. Y la razón es que hoy las dudas ya podemos resolverlas por nosotros mismos, acudiendo a google por ejemplo.
Lo más curioso es que esta forma de compartir pensamientos o habilidades o conocimentos sea del tipo que sean, a través de los blogs, los videos en youtube, o el facebook, la verdad es que nos hace que todos formemos parte de una misma tribu. A veces me pregunto si internet no nos ha devuelto lo que la televisión nos quitó, pues creo que una parte importante del saber, el que se ha ido transmitiendo de padres a hijos cuando llegó la televisión dejó de realizarse. Así que por un lado perdimos mucho saber, por otro nos dieron la oportunidad de ponernos en contacto con otras sociedades, con otros valores más allá de nuestras fronteras, otros modos de hacer o de pensar, pero la televisión tiene un pequeño problema es que no es capaz de interactuar con el espectador, y cuando lo hace es a base de sms que cuestán dinero al usuario.
Sin embargo ahora podemos volver a compartir experiencias, el saber oral no sólo se transmite de familia en familia sino que es capaz de llegar a muchas, y además por escrito. Me parece alucinante, porque algo tan sencillo como que la hierbabuena se puede cortar y echa raíces que permiten luego transplantarse, esto tan simple, yo no lo sabía y hace poco gracias a un blog con fotos pude averiguarlo.
Bueno quizá no cambiará el mundo este pequeño descubrimiento pero es un pequeño ejemplo de cuantas cosas se pueden aprender en internet.
Mis hijas ya crecerán sabiendo esto, ya tengo mi pequeña plantita en un vasito de agua, pero lo importante es que no sólo ellas también ahora tú que lo estás leyendo y espero que te haga tan feliz como a mi.

lunes, 31 de enero de 2011

Enredados, la película

Ayer tuve ocasión junto con mi familia y algunos amigos, todo se ha de decir, de ir al pre-estreno de la última película de Disney, así que por una vez que puedo comentar una peli a priori, la verdad no he podido resistirme a la tentación.
Cine Urgel, 12 de la mañana de un domingo el cine lleno, que ilusión ver ese gentío me transportó a mi infancia cuando había que hacer colas larguísimas en los estrenos, aunque esta vez no fue necesario pues tuvieron la gran idea de abrir puertas casi una hora antes o más.
El caso es que la peli en mi opinión, es la más romántica y emotiva de las películas de Disney hasta la fecha, hay personajes arquetipos sacados de un manual de psicología (como el de la madre sobreprotectora y manipuladora) y salpicada de momentos de humor, gracias a la mascota un camaleón muy expresivo, una protagonista femenina que es muy actual y diría que hasta el masculino también. Pero por encima de todo ello, lo que más me impactó es la escena de los farolillos, de gran belleza visual, la de los reyes en los que en un diálogo mudo nos lo dicen todo. Y en la que se abrazan en el suelo.
Y sin decir nada porque no me gusta desvelar sorpresas tengo que decir que el final a pesar de tener cierta dosis de previsibilidad, lo cual no es una crítica porque los cuentos tienen siempre esa estructura y a los niños y algunos mayores nos gusta que se respete, tiene un giro inesperado que arrancó una exclamación generalizada a todos los espectadores y que me hizo pensar oh no, esto seguro que no le ha gustado nada a mi hija, cómo luego pude corroborar.
Así que si tenéis niños, con más excusa, id a verla pronto pues es una película que os hará disfrutar un buen rato.