Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

lunes, 5 de marzo de 2012

Baja del facebook

Ayer, domingo por la mañana, en un momento de inspiración decidí darme de baja en el facebook.
La verdad es que fue divertido primero encontrar el apartado, luego ver las fotos de algunos de mis  amigos con la frase te va a echar de menos, luego responder a las preguntas de por qué iba a hacerlo. Cada vez que señalaba una, te salía un apartado dándote alternativas, claro al final las leí todas. Y no contentos, te dejan un campo para que expliques tus motivos.
Dije que es temporal, y que me hacía perder el tiempo.
También les dije que no me había gustado la nueva configuración, la de la biografía, que a mi modo de ver recopilaba demasiados datos personales, también que no lo veía seguro. Se me olvidó decir, que no me ha gustado nada saber que facebook (igual que otras grandes compañías) operan en España, sin pagar impuestos por ello, o no significativos para el volumen de negocio. También se me olvidó añadir que la penúltima reforma abrió la veda de los curiosos, que bastaba con hacer un click en "me gusta" para que cualquier amigo de aquella persona encontrara un medio para colarse en tu perfil, ver tus fotos, tu muro y en fin que al final se había convertido en un pérdida de tiempo. Porque para una vez que un chiste me resultaba gracioso había infinidad de tonterías, a mi modo de ver prescindibles y que no me interesaban ni aportaban nada. Me he dado cuenta de algo tan obvio como que con las personas que me gusta relacionarme, ya lo hago en persona y con otras que están lejos, pues eso, que qué le vas a hacer. Que es una falacia lo de llegar a todos, porque nosotros no somos iguales para todos.

Supongo que en lo que a mi respecta le llegó su momento, como pasó el momento aquel de sentarse a chatear, por 1994, luego el momento messenger. A decir verdad, para una o dos personas que colgaban artículos interesantes el resto era intrascendente. Y en fin, que para explicar cosas tengo el blog, ahora de lo que verdad me alegro es de no haberlo nunca  publicitado allí. Por eso encuentro tan estresante que las cuentas de correo google quieran integrar a todos tus contactos. Considero que es una agresión descarada a tu intimidad.
En fin que mi intención ahora es estar al menos 40 días, sin volver, por aquello que dicen que todo lo que haces más de 40 días se convierte en hábito. Igual que ahora tenía el hábito de abrirlo tendré que deshabituarme a ello. Pero te digo una cosa, ayer sentía una extraña liberación interior, como cuando te dejas el móvil en casa y dices bueno y qué, has vivido gran parte de tu vida sin él.

De todos modos ser usuaria de una red social, como facebook, desde hace varios años creo que me da derecho a opinar, que la conectividad es un arma de doble filo. Que tiene cierta toxicidad implícita. Y que no la considero recomendable a ciertas edades. De hecho, me sorprende como padres que no tienen facebook  dejan que sus hijos pre-púberes se abran un perfil social, sin saber a qué se exponen.
La verdadera lección es que las redes sociales, enganchan. Ya sea facebook, o twitter, no te permite afianzar amistades, por eso solo es útil como se concibió en su origen, para retomar contacto con tus antiguos compañeros de estudio (es decir personas que ya conocías en persona y por muchos años) pero para el resto no, porque siempre te quedas en un nivel de superficialidad, que puede a que a algunos les baste pero que para mi ha acabado siendo aburrido.

Jo pues vaya terapia de desahogo que me estoy tomando, ya me levanto del diván. Que suerte tener el blog ;)