Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

Feliz Navidad

Para todos los que os pasáis por aquí, para los que comentáis asiduamente y para los que alguna vez lo hicisteis, para los que conozco y para los que seguramente no conoceré nunca.
Feliz Navidad y mis mejores deseos de paz, felicidad y alegría.

Un abrazo,

viernes, 19 de diciembre de 2008

Por dar conversación

La secuencia es ésta. Suelo ir a clases un par de veces, cuando por horario puedo. Y algunos sábados. Entre semana nunca he hecho una clase con más de cuatro personas, los sábados en cambio si podemos llegar a ser hasta quince.
El lunes pasado sólo fui yo, no hizo la clase pero me propuso ponerme la música mientras hacía mi entreno (gesto amable por su parte) le pregunté ¿la has cambiado ya? (por darle conversación) y me contesta si, claro, ¿no viniste a la clase del viernes?, no ¿y a la del sábado?, no. Ah! (pone cara de sorprendido)
Y digo yo, como puedes preguntar si ha venido, a una alumna que viene con tanta regularidad, vamos si es que soy la ALUMNA con mayúsculas si, si es que a menudo soy la única que viene a clase.
Realmente o no se fija mucho, vamos nada, y en cuanto nos ve en el agua somos tan diferentes como una manada de pingüinos, o va muy estresado que puede ser, o no quiso darle importancia y quedó pillado en falta por lo tremendamente obvio: que tiene que saber si vengo o no a clase, vamos, creo yo. (Me tiene frita)

jueves, 18 de diciembre de 2008

La felicitación

Cuando llegan estos días, siempre me pregunto si las escribo o no, las postales.
Precisamente esta mañana he enviado unas cuantas por mail, son las de los amigos del trabajo, las de los amigos del grupo, pero la familia, siempre me plantea la duda de si escribirles la postal o no.
Supongo que en cada casa siempre se atribuye ese papel, de escriba navideño a alguien, y ese alguien en la mía era yo. Desde bien pequeña, recuerdo como hacía las líneas con lápiz para escribir sobre ellas, y las equivocaciones y volver a empezar.
Sin embargo el recuerdo más bonito que guardo de ellas es una llamada de mi abuelo, al recibirla, emocionado al ver en mi letra el reflejo de la letra de su propia madre.
Ciertamente, ahora que lo pienso pocas cosas son tan hermosas y sencillas como que te dediquen unas líneas manuscritas.

martes, 16 de diciembre de 2008

Sofía y otras alegrías

Estos días les estoy leyendo las novelas abreviadas y bilingües que regalaban con La Vanguardia a las niñas, cuando nos vamos a dormir. Ayer estaban algo más revoltosas, la peque me cogió el libro y nos la quedamos mirando a ver que iba a hacer. Se lo pone delante empieza a girar páginas como buscando donde nos habíamos quedado y dice “A-, a-” (por “a ver”) ya nos empezamos a reír, yo le dije bueno va pues léenos tú un poco, pero tras unos segundos de duda se lo puso encima de la cara en un movimiento rápido y dijo cu-? Nos hizo partir de la risa a su hermana y a mí.

Pero entre otras noticias positivas, sin lugar a duda la más destacable es que por fin soy tía de una preciosa niña, tinerfeña, que nació el viernes: Sofía. Nació grande casi 4Kg y con 51 cms. Un amigo mío dice que debe ser el clima benigno de las Canarias, pero bueno su padre hace 1,90cms y mi hermana tampoco es bajita así que la niña tenía bastantes posibilidades de ser grande. Desde aquí le envío muchísimos besitos, que por algo soy su madrina (hada madrina que diría mi hija) que bien.
Abrazos.

miércoles, 3 de diciembre de 2008

Como soy

Hoy he hecho sola la clase de inglés. Hemos hecho conversación, vocabulario y algo de lectura (dentro de poco voy a poder presentar las noticias de la CNN) y de deberes nos ha dado un tema relativamente fácil : una descripción de uno mismo a través de un mail.
Así que me he venido a casa, me he preparado una rapidísima, pero no por ello menos sabrosa, tortilla de ajos tiernos con una tostada y me he puesto a escribir el borrador.
Es curioso como nos definen los adjetivos, como nos encasillan. Soy madre, soy abogada, soy ama de casa, soy escritora, que soy realmente. Como nos vemos nosotros y como nos perciben los otros.
Ya veremos como resulta la descripción.
(apunta perfeccionista, tres veces he tenido que editar para ajustar los márgenes ;)

martes, 2 de diciembre de 2008

Preparando (el ánimo) para la navidad

Mamá yo quiero el árbol. ¿Cómo el árbol? si es muy pronto! ese fue el tema de conversación principal de la cena de ayer. Es que unos niños de la clase ya lo tienen, pues se han adelantado hija. Hay que esperar. Al menos que pase el puente de la Purísima, vaale. Que hija más conciliadora tengo. Y la carta, vamos a hacer la carta (cuantas llevamos ya) vale después de cenar.
Tengo que reconocer que lo que más me está gustando este año es que "los Reyes lo ven todo", claro por algo son mágicos, llegamos a esa conclusión cuando se puso a pensar como era posible que llevaran tantos juguetes a tantos niños, mágicos, deben ser mágicos propuse yo.
Así que cuando se porta mal con su hermana, le digo uf te acaban de borrar un montón de regalos, eso no les ha gustado nada y ella protesta nooooo. Por eso quizá ayer me decía mientras cocinaba, mamá mira estoy jugando con mi hermanita (milagro) y yo ostras que bien, los Reyes deben estar apuntándolo todo. Total que mientras dure, la santa inocencia, estos Reyes contables nos van a ir de perlas.

Y es que a mi me gusta la decoración navideña, pero no tanto como para verla todo el mes de diciembre en casa. Además me gusta preparar la casa un poquito, hoy me he dedicado a la escalera y puerta de entrada, que no me importaría volver a pintarla, mañana pondré todas las cortinas a la lavadora.
Tengo ganas de unas navidades tranquilas.

lunes, 1 de diciembre de 2008

Noche de sábado

Tantos años sin salir imaginé que sería una noche antológica, vamos, de las que marcan un hito, un antes y un después. Así que tras organizar el tema familiar, salimos en dos coches.
Hacía frío, pero íbamos a buen paso, riendo. Cenamos de tapas, ridículas y caras, luego fuimos al teatro, obra de improvisaciones, destacable sólo por el hecho de su intrínseca, que remedio, originalidad. Luego quisieron tomar un mojito y yo les acompañé. Encontramos un bar, dijeron que era cubano, pero a mi me recordó más al de Abierto hasta el Amanecer del Tarantino, daba un poco de miedo. Quizá por eso era el único con dos mesas libres, así que las ocupamos, pedimos y estuvimos riendo con anécdotas de malentendidos de lenguaje.
Y lo mejor de la noche que fue, pues yo te lo digo: VOLVER. Llegar a casa calentarme un vaso de leche y un croissant de chocolate delicioso mientras la chimenea crepitaba de color naranja intenso. Y que bajara él, con cara de sueño y se sentara en el sofá, allí, conmigo.

viernes, 28 de noviembre de 2008

Declive o Plenitud

Espero que esto no sea la antesala de la famosa crisis de los 40, porque me niego. Llevo de un tiempo a esta parte dándole vueltas al tema. Esta mañana después de hacer la clase el monitor me tomo los datos para preparar un entreno personalizado, y tras preguntarme la edad, 36 (y eso que a punto estuve de decirle: casi 37) no te lo pierdas la siguiente pregunta fue ¿A qué se dedica?. Suerte que me contuve la carcajada. Quizá le pilló por sorpresa y esa edad le pareció edad suficiente para mantener las distancias, pero cinco segundos más tarde, imagino superada la primera impresión, reaccionó mejor y acabó el cuestionario con el tú de nuevo.

Y es que aquí, en España, hay una diferencia muy importante entre el tú y el Ud., es un signo de consideración y respeto si por ejemplo un niño lo usa para hablar con una persona mayor que no conoce demasiado, pero está totalmente fuera de lugar si hay confianza por medio, en ese caso resulta tremendamente malsonante para el que lo recibe. Por ejemplo mis hijas no hablan de ud. a sus abuelos, ni mis sobrinos se dirigen a mi, sino es con un cordial tuteo.

La cuestión no es que sea la primera ( y siempre un poco traumática) vez que me llaman de Ud., pero en el contexto de hoy en fin si que resultaba un tanto cómico. Porque me está viendo en bañador un par de veces por semana y me tutea, pero me hace el cuestionario y ya soy digna de un trato de Ud. (que mal, no?). Sí ya lo sé que también hay una lectura positiva, y debe ser que mi musculatura y mi celulitis por supuesto, no merecen tanta consideración como mis años biológicos ( en esta vida está claro, que quién no se consuela es porque no quiere).

Así que esa es la reflexión de hoy, ¿estoy en el inicio del declive o el inicio de la plenitud?.
Relativo, como todo. La teoría dice que a partir de los 40 ya no hay regeneración celular, suena fuerte pero algo leí al respecto, nuestra especie está programada así, por tanto a partir de los 40, de algún modo todo lo que vivimos, por decirlo de algún modo, es de regalo. Por eso es tan fácil de joven tener buena salud, sin cuidarse demasiado, lo difícil es mantenerse así el resto del tiempo. Pero físicamente no me encuentro peor que hace diez años, si no te diría que estoy hasta mejor. Y ya no es sólo físico, también estoy en un mejor momento emocional que entonces, que mejor no recordar.
Al final va a ser verdad aquello de que uno tiene al fin de cuentas, la edad que quiere tener, por eso mi mejor amiga aunque es de enero y de mismo año aparece dos años más joven en la red, debe ser que esa es la franja a no superar, los 35, que lo realmente interesante es permanecer en esa edad al menos durante los próximos siete años.
En fin os deseo un feliz fin de semana lleno de antioxidantes (tomates, zanahorias, vitamina C y té verde) que hoy ha empezado la lucha contra los radicales libres, y sobretodo no os olvidéis del mejor anti-arrugas que se ha inventado: sonreír.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Percepciones sueltas, semillas de cuentos

La mirada

Otra vez se encontró perdida en una mirada que si bien tuvo un principio parecía no tener fin, sin la pausa del parpadeo se sintió clavada a ella. Como si la hipnotizara.
Cómo saber si fue él, el primero en reparar en ella, o si fue en cambio la actitud de ella la que hizo que él se fijara, o fue una corriente de simpatía mutua el que sintieron cuando los presentaron, como saberlo, si el mundo real carece de narradores omnipresentes, carece de guiones, de bocetos, no tiene posibilidad de esquemas o borradores, te plantea la situación sin más y a pesar de todo, es curioso, cuantas veces a pesar de todo salimos airosos de ella.

El bolígrafo

Cuanto se puede demorar cogerlo cuando te lo ofrecen sin parecer que quieres quedarte con los dedos que te lo tienden, cuantos segundos son apropiados y cuando empezaría a acusarse la demora, como saberlo, si el tiempo es relativo y mientras eso sucede esas manos son como esas de la capilla Sixtina, por un segundo inmóviles, luego parecen no tener prisa en alejarse la una de la otra. Como si de pronto estar así enlazadas fuera lo más natural, lo propio y lógico de este mundo y el objeto acaba siendo una excusa naif, absurda y al mismo tiempo razonable, para rozarse las yemas de los dedos. Juega entonces o no es consciente de ello. A veces creo que si, otras me parece su actitud inofensiva, inocente, casual y entonces siento que soy yo la perversa. Otras sus miradas de soslayo, o sus comentarios me sonrojan y entonces él es quién maquina y yo la presa.

Celos

Entró con prisa, su compañero estaba apoyado en el marco de la puerta, pasó por delante sin pedir permiso, cortando la conversación, serio. No le interesaba continuarla, ni participar, ni alentarla, como si dijera este es mi espacio, mi tiempo, no tienes que estar aquí. Y ese rechazo sutil fue captado por el otro que discretamente se retiró de la escena.

Colores

La seducción se había puesto en marcha y no había vuelta a atrás, como un interruptor que una vez accionado es difícil de desconectar, se coló en su interior un sentimiento de curiosidad, que de pronto le hizo querer saber, extraer sus propias conclusiones del más ínfimo de los detalles.
Quizá por ello intuía que él llevaría ese color, el que más le favorece y no otro. Por eso no le sorprendió que fuera aquella y no otra camisa, con ella se ve más interesante y a ratos, intolerablemente guapo. Y de postre aquella mirada, pausada e inquisitiva, demasiado difícil que pasara desapercibida. Y mientras sus ojos le querían preguntar, ¿qué tal? ella no podía responder, sólo sonreír. Tal vez fuera bastante.

martes, 25 de noviembre de 2008

Agobio de publicidad en la red

No sé si vosotros tenéis la misma percepción. Ultimamente cuando estoy navegando por la red, o peor aún, cuando consulto un correo que considero privado, se me abren pantallas de publicidad.
No sólo son molestas, son perturbadoras, por lo que no pienso comprar nada de lo que me ofrezcan, por invasivas. Una de ellas en concreto, omito su nombre intencionadamente, al abrirse encima tenía música, con lo cual el sobresalto fue mayúsculo y eso que estaba en casa, no quiero imaginarme la consternación si eso te pasa en el trabajo.

jueves, 20 de noviembre de 2008

viernes, 14 de noviembre de 2008

Y si las casualidades no fueran tales

El otro día vi tres veces a una persona, primero cruzaba una calle, luego paseaba, la tercera comprando, en un corto espacio de tiempo quizá tres horas. Cuando eso me ocurre siempre pienso, algo pasa, que trama el universo, que mensaje me están enviando. Que idea o información debe darme ella y por qué esa información puede ser importante para mi. Aunque también tengo que decir que la mayoría de veces me quede sin saber el mensaje oculto, la cosa tiene su gracia.
Sin embargo la casualidad más sorprendente que he tenido hasta la fecha fue el reencuentro fortuito con un amigo alemán, muy buena persona, que conocí en Bologna. Yo iba caminando hacia el trabajo por la tarde, iba leyendo un libro aquel día y de pronto lo cerré, no recuerdo el motivo, lo que si recuerdo es alzar la vista y encontrármelo justo de cara, fue realmente emocionante. Un reencuentro como de película porque hasta me levantó del suelo. Él había venido con un amigo, pero creo que era algo más que eso, iban buscando alojamiento me acordé de un sitio cerca del despacho y les acompañé. Eso es todo.
Que paséis un feliz fin de semana.

viernes, 7 de noviembre de 2008

La clase de aquagym que no hice

¿Eres tú la monitora?
¿Quieres que te haga de entrenador personal?
Ten un regalo.

Éstas y no otras han sido las frases del día, me explico.

Los viernes he tomado por costumbre ir al gimnasio a hacer una clase de aquagym, normalmente ese día no solemos ser más de cinco o seis personas a lo sumo, y me encanta esta tranquilidad. Hoy sin embargo me han pasado varias cosas curiosas, cuando estaba ayudando a mover los separadores de los carriles un señor mayor me ha preguntado que íbamos a hacer, al contestarle que aquagym me dice pero la das tú. ¿Yo? He contestado sonriendo de oreja a oreja, no la da el monitor, señalándolo.
La segunda es que cuando pasaban cinco minutos de la hora prevista del inicio, viendo que no venía nadie más, me comenta el monitor que te parece si en vez de dar la clase, te hago de entrenador personal de natación. Me eché a reír, pues claro me parece genial así me corriges el estilo. Yo creo que no nadaba supervisada desde la natación en el colegio. Y ha sido una pasada. Me ha encantado, lo del personal training ya es lo más. Y es que yo cuando voy a nadar suelo hacer siempre lo mismo, voy alternando estilos, 8 de braza, 8 de espalda y 8 de crol, (bueno cuando cuento es por piscina completa ida y vuelta), pero siempre más o menos son unos 45 minutos. En cambio hoy se me ha pasado volando.

Total que hoy ha sido un día un poco diferente en ese sentido, no es que me vaya a pasar como Madonna cuatro horas en el gimnasio cada día, yo me conformaría con que fueran cuatro horas a lo largo de toda la semana.
Y a partir de ahí todo bien, no he podido ir a comer con el partner, así que me he ido a casa tras la clase de inglés, _muy amena por cierto a pesar de estar leyendo y traduciendo un artículo de economía_, y he aprovechado los restos de una ensalada variada para añadirle tomates cherry, maíz, atún y manzana, piñones, con vinagre de módena, salsa de soja y aceite de oliva y luego unas tostadas con parmesano rallado y un café, para irme luego a buscar a la peque, y con ella ir al de la grande a ver un baile que habían preparado por la castañada y que quedó suspendido por el tiempo.
A media tarde aprovechando una clase de mi hija, me he ido a limpiar el coche a un Elefant Blau, y al ir a cambiar el billete para monedas el chico me ha regalado una bolsa de publicidad muy práctica pues es para colgar dentro del carro del supermercado, con lo cual evitas las bolsas de plástico y cargar más peso de la cuenta, le he agradecido el gesto y me he ido preguntándome ¿lavo mucho el coche o he pasado el casting del ama de casa de buen ver?, para complacer a mi ego, ni que decir tiene, que una tiene hasta entrenador personal, ni que sea a ratos sueltos, he preferido quedarme con esta segunda opción...

miércoles, 5 de noviembre de 2008

Felicidades EEUU

Cada vez más a menudo, me esfuerzo por verter en este blog, cosas positivas , aprovechando la etiqueta de personal del mismo. Hoy sin embargo voy a hacer referencia a la que es la noticia del día, creo que en el mundo, y me siento feliz por ello. Es una sensación de que algo va a cambiar y para bien. Creo que Obama va a hacer posible ese sueño y confio en que va a hacer todo lo que esté en su mano para ser un buen presidente para su país y sus vecinos.
No suelo hablar de política, no me siento autorizada para ello, pero hoy y a título personal me apetecía felicitarlo a él, porque me parece real, como el inocente bostezo de su hija mayor mientras él votaba y a todos esos cientos miles de votantes que han hecho posible lo que parecía imposible.
Hoy creo que muchos europeos nos sentimos un poco partícipes de su felicidad, un poco más americanos.

martes, 4 de noviembre de 2008

Cuando las palabras alimentan

En COU tuvimos un gran profesor de lengua castellana, se llamaba Busquests. Nos hacía escribir una redacción cada semana y cuando te tocaba ibas a su mesa a leerla delante de toda la clase, los viernes creo recordar. La metodología aunque tenía algo de perversa era sumamente didáctica, pues te obligaba a ponerle mucho empeño, al fin y al cabo no era un trabajo más, cuya corrección quedaba entre el profesor y el alumno, sino que por el contrario aquí se hacía delante de todos los compañeros. Y cuando digo que era extraordinariamente didáctico, no exagero, porque el hombre además de dedicar su tiempo libre a escribir, también por aquel entonces ejercía como crítico literario.
Sin embargo lo vengo recordando estos días por otro singular motivo, y es que él decía que sólo comía cuando se lo había merecido, y eso sólo ocurría cuando había escrito. Como por aquel entonces, y de esto hace muchos años tenía formas orondas, presupongo que ya entonces era constante. Y me he sonreído al comprobar tras una rápida y certera búsqueda en internet antes de ponerme a escribir sobre él, que hoy también es periodista y escritor.
Todo un ejemplo.

viernes, 31 de octubre de 2008

Marta, Eva y yo

Ayer noche tuvimos la cena de amigas. Es el segundo mes que nos reunimos, desde que propusimos vernos una vez al mes. Me hizo gracia escuchar a mi nena la grande explicarle a su hermana, hoy la mama se va a cenar pizza con sus amigas, y acto seguido pregunta ¿Y por qué te gusta? Y yo le contesté por lo mismo que a ti en el patio te gusta jugar con Aina, Leire, Laura...pareció entender pero le pareció preciso puntualizar, es que yo tengo muchas amigas, es verdad yo pocas. Y se quedó satisfecha jugando en el sofá. Se despidieron las dos muy formalitas y tranquilas ya habiendo cenado ellas también pizza, para darle mucha guerra al padre después. Pero que le vamos a hacer, son tus hijas, le dije yo a la vuelta unas tres horas más tarde cuando él se me quejaba, tú no eres ningún canguro. Si se han portado mal contigo, ya lo sabes, hay que pasar más tiempo con ellas.
Teníamos que haber quedado la semana pasada pero lo pospusimos a ésta, y de haber seguido lloviendo como estos días atrás quizá la hubiéramos aplazado nuevamente. A nosotras esto de la lluvia nos trastoca enormemente, si llueve no nos apetece mucho salir, pero se levantó un día radiante, de cielo azul y llamé para ver cual era el plan y rápido concretamos, nos vemos, si claro, nos vemos.
Lo pasamos genial como siempre, fui la primera en llegar porque no contaba con aparcar tan rápido, diría casi que en el mismo lugar que la vez anterior, la segunda fue Marta también comentó la fácil que le había resultado encontrar un sitio, y por último Eva, sonriente comentó nada más llegar que había aparcado muy cerca. Quizá sólo fueron tres coincidencias, o quizá es que las tres salíamos de casa con ganas de vernos, de charlar y esa misma energía nos hacía fácilmente confluir, quién sabe. El caso es que mereció la pena hoy me he levantado pensando en ellas y sus risas.
Que tengáis un buen día, hoy es viernes.

miércoles, 29 de octubre de 2008

Ella

Me dio la dirección de su blog de fotografías cuando nació su hijo y la bienintencionada excusa de poder conocerlo y desde entonces se convirtió en nuestro único, permanente y de algún modo secreto vínculo. Yo veía sus fotos pero me guardaba de hacer comentarios porque nada más verlo entendí que aquel era un blog de su familia, y en fin yo quise ahorrarle explicaciones. No nos habíamos visto a solas, creo desde aquel día que habíamos dejado la relación. Pero desde el día del mail con la dirección del blog, en fin empecé a ver crecer a sus hijos, a disfrutar de sus paisajes vistos por sus ojos, de sus divertidos y risueños días de playa y de sus fiestas de cumpleaños. Como el que se acostumbra a ver crecer los hijos de la monarquía a golpe de revistas en la peluquería, cercanos y a la vez distantes. Y empecé a verla a ella claro. La conocía poco y siempre por referencias de otros. Seguramente de habernos conocido en otras circunstancias, hubieramos podido ser amigas, pues a mi modo de ver tenemos bastantes similitudes de carácter, a las dos nos gusta vestir cómodo, nos encantan los niños, somos familiares, nos apasiona la fotografía y somos presumidas, si presumidas, pero no de esas que se nota a la legua, con sus mechas rubias, sus tacones y sus joyas de Tous, no nada de eso, a nosotras nos gusta aparecer guapas en las fotos pero que parezcan espontáneas. Como esas fotos de modelos en las revistas de moda, pero sin maquilladores, ni estilistas, ni fotógrafos sublimes, lo cual ni que decir tiene aún más mérito. Las dos tenemos una amplia sonrisa y un corte de cara similar, hasta hemos tenido a veces parecido corte de pelo. Pero bueno no somos del todo iguales, ella es algo más bajita y tiene los ojos marrones y rasgados, mientras los míos son azules, todo y eso podríamos pasar por familia estoy segura.
Con él no nos escribíamos más que algún mail ocasional, y hablar pues tampoco, salvo por su cumpleaños y navidad. No fue nada pactado pero así lo vinimos haciendo. Creo que los dos sabíamos que escribirnos demasiado no era conveniente. Y aunque seguíamos sintiéndonos cómodos bromeando o charlando, en fin, éramos conscientes de que las cosas habían cambiado, y ya no éramos él y yo, los adolescentes de entonces, sino que ambos teníamos familia y tuvimos que asumir que una relación que fuera más allá de lo cordial sería difícil de digerir por nuestras respectivas, aunque lo intentamos no creas. En un par de ocasiones nos invitamos a cenar, pero ella por algún motivo que nunca llegué a comprender se sintió amenazada, bueno el motivo en si era evidente, se sentía celosa, lo que no llegué a comprender es que mi discreta presencia se los suscitase, una podría ponerse en guardia si la ex fuera alguien de arrebatadora o sensual belleza como la Bellucci, y yo no soy especialmente voluptuosa vistiendo, en fin que más bien soy de las que entran en la fiesta y nadie luego recuerda haber visto. Quizá fuera eso, éramos demasiado parecidas, y eso todavía le resultaba más fastidioso.
El caso es que un día ojeando su blog, me día cuenta que tenía galerías vinculadas, a blogs de otros miembros de su familia, y entonces la curiosidad y seguramente el aburrimiento, hizo que empezara a entrar en ellos. Lo mismo, lo mismo que como el dicho aquel, “cuando el diablo no tiene que hacer con el rabo mata moscas”.
En términos generales no encontré nada interesante en ellos, pero uno en particular llamó mi atención enseguida. Uno en el que ella aparecía muy a menudo, sin apercatarse de que la estaban fotografiando, a veces en un discreto segundo plano, otros era el centro absoluto, a veces salía bien y otras como la verías habitualmente, cerrando los ojos al sonreír, con una mueca exagerada al bromear con los niños, aparecía simplemente natural en ellas. Y reconozco que me gustó conocer nuevas facetas de su carácter, que no se desprendían de las otras fotos, las oficiales, seguramente porque era ella quién las seleccionaba y subía, por ello siempre estaba sonriente, amable y fotogénica en aquellas, mientras éstas, por el contrario era simplemente una mami joven que entretiene a sus niños mientras su marido, en un ángulo le da la papilla en un segundo plano al bebé. En esas fotos se adivinaba como se organizaba la familia y tengo que confesar que me divertí mucho viendo esas escenas cotidianas que las otras fotos no me daban. Era como si de pronto los blogs dejaran de ser planos se hicieran un prisma y juntos permitieran una realidad más cercana y real. Y seguramente fue esa percepción más completa de su realidad la que me hizo comprender algo, algo sorprendente, que me hizo sonreír. ¿Quién había colgado tantas fotos de ella? Su cuñado.
Como iba yo a decirle que había una velada, muda, secreta devoción en ellas, si apenas nos escribíamos ya…

Será la lluvia

Hoy llueve con ganas, sin pausas, sin intermedios, llueve constantemente y creo que ese sonido en la terraza es el que me marca el ritmo de las teclas.
Hoy me levanté dejé a las niñas y tras comprar el pan y el periódico me vine pronto a casa, para zafarme del paraguas, de la gabardina, si gabardina porque llueve tan poco que no tenía nada con capucha que me hiciera el apaño. Hay que ver con lo que se llevaba la gabardina en los ochenta con unos vaqueros, y hoy al verme me hacía reír.
Tampoco es que sea antigua, como mucho tendrá cuatro o cinco años, es muy finita, beige, con pespuntes externos. Pues eso, me quite la gabardina y me preparé el desayuno, unas tostadas con mantequilla y un café con leche de la nespresso clooney, mientras me paseaba por la actualidad y me sonreía con el artículo del Quim Monzó, que hoy estaba muy inspirado. Y a lo que iba, he pasado una mañana de lo más placentera, no ha sonado el teléfono ni una sola vez he hecho la cama y recogido el salón, y me he venido al estudio a hacer lo único que me apetecía hacer hoy, escribir.
Un abrazo

lunes, 27 de octubre de 2008

Otoño primaveral

Me siento feliz. Será que este año me empeño en ver el otoño como una nueva primavera, porque de hecho lo es, lluvias que dan paso a días espléndidos de sol, nuevas floraciones en las plantas y un tono rojizo y dorado para los árboles.
Será que este año no veo como caen las hojas con melancolía, sino feliz de que así sea porque adornan las calles y los bosques adquieren nuevos reflejos y matices, transformando a algunos árboles en hermosas manos desnudas pensativas que abren sus nudos al cielo.
Será que ya no hay los calores del verano, ni sus excesos, y ha vuelto la calma, las semanas que se parecen unas a otras salvo por los pequeños detalles. Será que ya me he me he reconciliado con este mes después de tanto tiempo.
Mi deseo es compartirlo, os deseo un otoño igual para vosotros.

domingo, 26 de octubre de 2008

miércoles, 22 de octubre de 2008

El diario no escrito de Ester

Este es el diario que el Dr. Vilaró me ha indicado que escriba, me llamo Ester, tengo 35 años y una feliz vida familiar, junto a mi marido Alberto y Pol de 6 años. Soy ingeniera de caminos, puertos y canales y trabajo desde hace 9 años en una consultora que trabaja para la Administraciónesto no va bien.

Y si digo Querido diario o te escribo o me acuesto con el macizo del despacho y se acabó la cosa. Porque al fin y al cabo creo que me iba a llevar mucho tiempo esto de escribir lo que siento en cambio le paso mi teléfono y le digo, que le digo..oh por dios esto del diario es peor de lo que me pensaba si sólo va a servir para que me monte la película. Volvamos a intentarlo.

y a través de este diario me gustaría encontrar una salida a mi problema, pues por primera vez en mi vida me gusta una persona (en un momento inoportuno) pero no por ello quiero engañar, o dañar a otras

Resumidito ha quedado al menos. Esto es patético, pero que forma de perder el tiempo en vez de hacer el pedido al Caprabo para tenerlo en casa a las 8h, después de recoger al nene del entreno. Hoy igual hago pastel de espinacas, ¿tengo huevos?...creo que quedan dos, igual hago corto tengo que comprar. ¿dónde estaba? Ah si, pues nada y si le paso el móvil y le lanzó una mirada y sonrío, mejor no decir nada. Porque si hablamos es peor, te imaginas ¿y eso Ester? Yo me hundo, que le diría no que como a veces te veo en la parada del bus por si un día quieres que te acerque con el coche……fatal. Se iba a notar, mejor ir de frente. Mira tu y yo tenemos un problema de tensión no sé qué, vamos a un hotel y te lo acabo de explicar allí…jajaja eso mismo, estaba pensando yo. Anda loca vuelve al diario que así no vas nada bien, esto, esto es un desastre, hay que dejar de escribir que no sirve para nada más que para fantasear.

así que pretendo reflejar en él mis inquietudes y temores, porque de esta manera yo misma encontraré el mejor modo de solucionarlo,

Vaya cursilada, hoy si que estaba guapo con su camisa blanca, le miré de reojo porque hoy no teníamos nada que hacer juntos, que pena porque se me hacen distintos los días en que lo veo, él iba hacía la fotocopiadora y yo venía de tomar un café del bar de abajo y me sonrió y dejó pasar, yo no le quise dar importancia y le dije anda cuanto protocolo que bien. Pero me encantó. Todo él es un encanto. A veces me pregunto si hace deporte porque tiene un buen físico, pero que estás diciendo ahora si ni siquiera lo has visto en manga corta, bueno pero me lo supongo esa espalda, esa caída de la camisa sobre el pecho no puede ser casual, creo que debajo de esa camisa hay un torso fuerte, hay Ester para, para que te embalas como las motos y no vas nada bien…

pues seguramente como en casi todo, formando parte del problema también se halla la solución,

Si ,si ,como no, tu le dices pero tú has estado siempre así de bueno o soy yo que con estos ojitos te veo así de bien, no sé a veces pienso que es de ese tipo de personas que al principio pueden pasar desapercibidas pero luego con el paso de los días van ganando brillo, y luego llega el día en que los ves cruzando el despacho y te sorprendes porque le estás mirando lo bien que le sienta la ropa, o simplemente como se mueve. Ester, Ester déjalo ya que más piensas más te pierdes.

miércoles, 15 de octubre de 2008

El ascenso

El hombre no puede vivir si pan, pero tampoco sin poesía, me gustó la frase. Y poesía no era el género en si, sino que se refería a la belleza, a todos esos momentos placenteros de la existencia, explicaba de este modo que el afán de viajar, en realidad no es más que otra búsqueda del placer de la estética, de ese placer que nos produce ver cosas bellas. Decía el libro que sin las flores, sin las sonrisas, la vida sencillamente no sería tal. Y ello me llevo a pensar en todas esas cosas que no tienen precio, que pasan desapercibidas a nuestro alrededor pero que si un día nos faltasen echaríamos terriblemente de menos.
Hoy el mundo occidental vive pendiente de las máquinas, de un reloj atado a la muñeca, que a modo de grillete nos recuerda que somos todos un poco esclavos y nos retiene a este modo de vida prosaico y nos insta a cumplir con el horario, o de un móvil que constantemente nos da órdenes, o de blackberrys que gruñen al recibir mails, o de un portátil que te permite hacer casi de todo, salvo feliz. Ayer bajo la luz de la luna llena, era fácil imaginarse en otros tiempos sin tecnología, en condiciones de vida muy duras y en la autenticidad de aquellas. Ellos sabían interpretar las estrellas del cielo, nosotros que tenemos potentes telescopios no sabemos hacía donde hay que mirar. Del mismo modo que los gps, que con su eficacia más torpes y desorientados hacen a sus usuarios.
Y a veces pienso en la paradoja que resulta de este hecho, cuanto más sabemos menos entendemos de los fenómenos de la naturaleza. Por ello aún recuerdo cuanto me sorprendió cuando tuvimos noticia de aquel devastador tsunami, que sólo un niño supiese identificar el hecho que el mar abruptamente se retirase de la costa y su alerta protegiese a muchos.

Me gustaría hoy ser como ese niño, para decirte que es necesario encontrar el equilibrio, entre trabajo y tu espacio vital, porque de ti también depende que todos estemos bien. Que el estrés es algo pernicioso, que como una epidemia se contagia, mediante la prisa y la impaciencia y nos envenena. Que respirar lleva su tiempo y al hacerlo lentamente podrás apreciar algo nuevo.

Hace unas semanas escuche a una persona decir que la amistad de otra, era un agobio. Estaba cansada, con lumbalgia, su bebé malito pidiéndole brazos continuamente, y le habían hecho jefa. Y todo aquella retahíla de explicaciones, velozmente anudadas, casi entrecortadas, pretendían justificar que ella no tenía más tiempo, ni ganas, de esforzarse por nada ni nadie, que bastante tenía. No supe si alegrarme por su ascenso o compadecerme por su situación. Tal vez debería haberle dicho a esa persona que la amistad es una de esas cosas a las que me refería al principio, que es invisible la mayoría de las veces, nadie la proclama a voces, pero es la savia que te mantiene feliz y de algún modo da sentido a nuestra existencia.
Pero callé, asentí y la felicité por su ascenso.

sábado, 11 de octubre de 2008

jueves, 9 de octubre de 2008

Organizando zapatos



Cuando cambié los zapatos de temporada se me ocurrió la idea. Tenemos un armario donde guardamos todos ellos en sus cajas. Y aunque están bien puestas, cuando buscábamos alguno teníamos que remover muchas de ellas. Así que cogí la cámara y los puse uno a uno de perfil encima del radiador con fondo blanco de pared (importante a la hora de imprimir). Y luego los he ido pegando cada uno en su caja correspondiente, ahora nada más abres la puerta ya los tienes a la vista, ha quedado francamente bien.

miércoles, 8 de octubre de 2008

Guardería y clases

Hace días que no escribo, la semana pasada estuve liada con los preparativos de una boda a la que fuimos y con la adaptación de la peque en la guardería. Estoy contenta y ella también, porque por las noches después de hacerle el bañito le pregunto en plan simpático ¿Quién va a ir al cole mañana? y ella levanta el dedito y dice yoooo.
También me han dado una libreta en la que debemos apuntar las anécdotas, lo que hace el fin de semana, algo así como un diario para que luego tenga el recuerdo de su año. Y la idea me parece estupenda así que ya he empezado a ponerle fotos y a explicar lo que hace.
Por lo demás bien, un poco aburrida de tanto leer a propósito de la crisis, a veces pienso que lo mejor sería ignorarla, así que me fui a nadar y por casualidad acabé haciendo una clase de acquagym que estuvo muy bien así que igual el viernes repito, y mis clases de inglés este año me las da un americano, así que nada de holidays que eso es muy inglés es vacation, sé optimista me dijo, lo soy, lo soy contesté yo. Tanto que confío en que salga el Obama y ponga todo en orden.
En fin pronto sigo.

miércoles, 1 de octubre de 2008

jueves, 25 de septiembre de 2008

Un buen día

A un día de lluvia suele precederle un día radiante de sol, y hoy ha sido ese día. Un cielo azul luminoso, un buen día para casarse, lástima que sea jueves y que uno ande en otros quehaceres.
He tomado café con leche y un donut, disfrutando de mi periódico y de la soledad de esa terraza atemperada bajo los rayos de un sol que después de tres días empezaba a echar de menos. He hecho un par de recados y me he pasado por la biblioteca pero como era tarde no me ha dado tiempo de decidirme por ningún libro, yo suelo decidirme abriéndolos y leyendo un par de párrafos, pero al menos he cogido un par de dvd uno de Fellini y otro sobre Jane Austen, a ver que tal. Pero lo importante no es nada de todo eso, sino que ando contenta, por nada en especial y eso también es de agradecer. El plan para el resto del día es hacer una paella con rape y luego irme a Barcelona al Cosmocaixa, a ver una exposición sobre Mucha y merendar con mi madre.
Nada más.

Un saludo

martes, 23 de septiembre de 2008

lunes, 22 de septiembre de 2008

Documental "Reciclar para sobrevivir"

Ví el sábado un documental llamado "Reciclar para sobrevivir" que sencillamente me encantó.
Gira entorno a la idea que la basura debe volver a la naturaleza, de forma limpia. Que es un desperdicio energético crear basura y que por tanto el modo es convertirla en "comida".
Así, gracias a la colaboración de un arquitecto estadounidense William McDonough y el químico alemán Michael Braungart, surgen proyectos realmente interesantes, como el de una fábrica textil en Suiza, donde se substituye todo un proceso productivo por tejidos naturales y tintes no tóxicos a fin que los desechos puedan reincorporarse a la naturaleza. O la nueva planificación de ciudades en China. Realmente interesante y magníficas todas esas iniciativas que mejoren la calidad de vida de las personas sin crear mayores perjuicios medioambientales.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Felicidades Sofía



Para todas y en especial a la que sigue creciendo dentro de su mami.
Muchos besitos

lunes, 15 de septiembre de 2008

El rostro difuso


A veces me pasa, he reflexionado sobre un tema y luego en consonancia con el mismo se cruza algo a propósito.
El viernes volvió a sucederme, había estado mirando fotos y pensando entorno al concepto de belleza, y cuanto tiene de subjetivo. Cuando por la tarde al ir a incorporarme a una calle de tráfico se me cruzaron por delante dos chicos, y me sobresalté claro, absorta como estaba tratando de calcular si me daba tiempo de salir o no, el caso es que uno de esos chicos, tenia medio rostro desfigurado, intuí que no por causa de ningún accidente, no había señales de quemadura en su piel, simplemente tenía medio rostro distorsionado, como si hubieran arrugado aquel lado, como un remolino en el agua, que hubiera movido de su sitio todo aquello, su ojo, su mejilla su labio, podía parecer una de esas distorsiones de un programa de fotos, esas que caricaturizan para arrancar una sonrisa, pero aquella, seguramente de nacimiento no la producía, me quedé tan impresionada por la visión instantánea de aquel rostro que me quedé mirando como se alejaban. De espaldas aquel chico era sólo un adolescente más, de porte atlético, sus movimientos eran coordinados así que pensé que aquel defecto de nacimiento seguramente era sólo superficial y que aunque la naturaleza no había sido cuidadosa tendría facultades mentales indemnes. Pura suposición, quizá que estaba tan conmovida con aquel rostro y aquella sonrisa que me regaló que ya no me conformaba con imaginarle una vida más triste. Y por sus rasgos, imaginé debían haber nacido en la otra orilla del Mediterráneo, y en esas madres que a lo mejor no tienen tanta facilidad para acceder a ecografías o donde no hacen el mismo seguimiento exhaustivo, a ratos hasta cansino, del proceso de gestación que tenemos aquí.
Y la reflexión es siempre la misma, hay una injusticia latente en todo este sistema, no debería haber estas diferencias tan abismales entre países, una persona debería poder venir al mundo con las mismas posibilidades independientemente de donde nazca.
Pero debe ser que eso no importa tanto, como que una ministra española o francesa se quede embarazada. Debe ser que no hay tanta igualdad como se predica, cuando algo tan natural y a la vez tan hermoso, nos perturbe tanto.

jueves, 4 de septiembre de 2008

Septiembre

Sí, por supuesto alguna vez tuve manía a este mes, pero este año es diferente. Estaba ya cansada del agosto, el pueblo demasiado vacío, las calles tristes, los comercios cerrados. Así que he recibido el mes de septiembre como un regalo, para mi solita. Y sé que me miran de reojo, porque sigo pertinaz con mis bermudas yendo a la piscina con la bolsa enorme cargada de toallas pero que le vamos a hacer, mi trabajo de ahora es ese, cuidar y disfrutar de mis niñas y si hay que llevarlas a la playa se va, y si al día siguiente toca piscina pues nada, que el buen tiempo ya se acaba. Y el resto a consolarse y a hacer lo mejor que pueda su trabajo, que para eso le pagan, así que un poco de alegría. Que ya me lo dice una amiga brasileña aquí nos reímos poco y debe ser cierto.
Y ya estáis todos en casa de nuevo, sanos y salvos de vuestros viajes y pequeños periplos por el mundo escribiendo y eso también se agradece, porque también se ve en esto de los blogs un descenso considerable en el mes de agosto, será que lo divertido es conectarse desde la oficina y en fin que en vacaciones uno rompe con las rutinas. En fin nada, no pasa nada, ya estamos todos, pues hala a trabajar y a levantar el país.
Besitos para todos.

martes, 2 de septiembre de 2008

El disco duro reciclado

En fin que me ha pasado como en una película ( si no existe aquí un magnífico guión) resulta que el disco duro que me vendieron no era tal, porque haciendo limpieza de virus y esas cosas resultó que tenía fotos de otra familia, archivos de música (por llamarlo de alguna manera a aquella peculiar discografía) y en fin entre todas esas descargas estaba un regalito que me dejaba acceder al messenger pero me negaba el acceso a internet. Y vaya aburrimiento, total que como coincidió con la última quincena de agosto, digo yo, que mi ausencia se habrá atribuido impropiamente a un periodo de descanso estival.
En fin que he vuelto, tras estas semanas tan convulsas. No me he olvidado de vosotros.

Un abrazo

sábado, 16 de agosto de 2008

El cautivador arte de hacer volar una cometa


Tener niños es lo que tiene, te dan la coartada perfecta para pasar un buen rato. Hoy habiamos previsto un día de playa, pero amaneció nublado, aún así como habiamos quedado para comer y pasar el día, nos fuimos provistos de cámara de fotos, cometa y palas de jugar a tenis.

Creo que hacía tiempo que no me lo pasaba tan bien, ha sido todo un descubrimiento eso de la cometa, empezaron los chicos con poco éxito acabaron enredándola toda y la subimos a casa, alli mientras iban charlando me dediqué a desenredarla me hicieron algún chiste con que podía irme a trabajar a Bejing pero lo cierto es que sólo se precisa un poco de paciencia e ir siguiendo el hilo.

Total que volvimos a bajar a la playa, esta vez cambiamos la técnica en vez de subirla uno solo, nos repartimos los carretes, así cada uno desde una punta empezamos a alzarla, tanto que llegué al final del mío.

Es una sensación increible eso de ir jugando con el viento y pensar que he tardado tantos años en descubrirla.


Pd: Por cierto que eclipse espectacular el de esta noche. ¿Lo habéis visto?

El cielo expresivo



jueves, 7 de agosto de 2008

Regalito


Flores y promesas de otras muchas.

¿Y a ti que te gustaría hacer?

A la costumbre se le vence con costumbre.

Me gustó la frase. Y cuanta razón lleva, no te gusta algo cámbialo, un día y luego otro. El otro día cuando trataba de que la peque hiciera algo de siesta, vi una acuarela que le pinté a mi madre por su 60 cumpleaños, se me estropeó el revelado de aquel cumpleaños y para tener algún recuerdo, pinté el ramo magnífico que le habían regalado. Y ella lo enmarcó claro. La acuarela en realidad es malísima porque no tiene técnica alguna pero al verla diez años después pensé pues vaya si hubiera pintado desde entonces ya me saldrían bastante mejor.
El pensamiento me hizo reír. Pero es cierto nunca es tarde para empezar a hacer algo que te guste, no se puede aplazar sine die, porque sino pasa como aquellas personas que aplazan su felicidad, a una estabilidad laboral, a una casa, a una pareja que les proporcione cariño, o a esos hijos que llegan o no llegan, y luego a que estos crezcan …
Así que sólo por eso voy a volver a pintar. Así pronto, en la descripción del blog también rezará… y pintora a ratos sueltos.
Al fin y al cabo lo divertido de este mundo es que podemos reinventarnos una y otra vez a diferencia de los personajes de las novelas.

sábado, 2 de agosto de 2008

Noche de viernes

Hoy después de estar todo el día en casa con la nena casi todo el rato en brazos al llegar del trabajo le dije vamos, salgamos. Atardecía tras las montañas y dimos un paseo, respire hondo, nos sentamos un rato en un banco. Volvimos a casa y le dije quedaos en el coche, preparé algo a las nenas, nos fuimos de nuevo. Esta vez una vuelta por un sitio de playa, vi los restaurantes, las terrazas de los apartamentos llenas, algunos con la familia al completo, en otra a contraluz descubrí a dos personas tomaban un helado desde sus butacas, no se podía aparcar y le dije no importa ya está volvamos a casa. Las niñas se durmieron en el trayecto y de pronto la noche se hizo privada e íntima, él dijo pues hagamos un kebab y nos lo llevamos, y de camino encontramos algo insólito una mesa en una terraza de una churrería que conocemos junto a la acera, donde pudimos aparcar. Y cenamos un delicioso bocadillo de lomo y pimientos, que a mi me recordó a aquellos de San Sebastián, y hablamos de su trabajo. Regresamos a casa, pactando lo que ibamos a hacer, yo quiero desconectar dijo ver algo de tele, pues yo entonces leo algo, pero al llegar los vecinos tenían fiesta en la terraza y le dije cambio de planes nos subimos a tomar un helado arriba, encendí unas velas y así con música de fondo nos quedamos mirando la noche estrellada y pensé que suerte de noche todo nos sale bien.

jueves, 31 de julio de 2008

Contando palabras

Lo reconozco no estoy educando igual a la pequeña que a la mayor, no juego con ella de la misma manera ni tenemos las mismas rutinas. Y hoy mientras buscaba dietas astringentes en una enciclopedia sobre el cuidado de niños caí en la cuenta. "A los 18 meses decía debería tener entorno a a 30 palabras". ¿tantas? me he puesto a hacer inventario de las que recuerdo haber oído a la nena, y son sólo unas 15: agua, mama, papa, tata, yaya, tana (la perra), pepe, patata... además de las onomatopéyicas como "cuá" del estilo.
Pero en fin estoy segura que dentro, aguardando tiene muchas más, porque hoy mismo sin ir más lejos estaba comiendo se le ha caído un trocito de jamón york y se ha levantado ha ido directa a la cocina y sin decir nada ha abierto el armario y ha tirado el trocito en el cubito de la orgánica, y yo que estaba mirándola de reojo me he quedado boquiabierta.
Ayer también fue divertido, porque se sentó en el taburete del piano y se puso a aporrearlo con ganas y no contenta con ello movía también la cintura, todavía me hace reír al recordarlo. O como el otro día que la mayor de vez en cuando me pregunta como se escribe una letra y yo se la dibujo en el aire y dice ah vale, y a la que me giro veo a la pequeña con el índice trazando círculos también.
Pero de las cosas que más gracia me hace es cuando se pone expresiva, por ejemplo le pregunto está calentito y ella abre mucho los ojos y separa los deditos de las manos mientras hace una mueca con la boca, sabe que me hace gracia igual que cuando sale de la piscina y le digo venga que hace frío corre a la toalla. Me encanta ver como se acurruca entre mis brazos.
Y cuando las veo juntas me digo, bueno es cierto, no juegas de la misma manera con ella, pero tiene otros estímulos acaso mejores.

viernes, 25 de julio de 2008

Déjame que te cuente

Hoy has comido los macarrones de la abuela, te hemos llevado de paseo por el Pueblo Español, has escuchado nuestras risas mientras nos probábamos sombreros de rafia, aunque al final tu mami se haya quedado con la gorra azul celeste con letras blancas, has estado en una exposición de arte, quién sabe si te han llegado las endorfinas que mamá ha producido mientras veía cuadros y esculturas, has probado un cacaolat frío y luego un helado de straciatella, mamá estaba golosa. Luego de nuevo nos has oído hablar, de la tienda de los abanicos, de la del macramé, de la de los juguetes hechos a mano, de la de madera, de la de las máscaras venecianas. Lo hemos pasado bien, sentados en el mirador apenas un par de fotos con el móvil.
Luego en la terraza del MNAC has probado una coca-cola, y has sentido el fresquito de una lluvia de verano que apenas ha durado cinco minutos pero que ha hecho que de pronto todos nos pusiéramos a cubierto bajo los parasoles. Y desde allí mientras atardecía tu papá ha visto por vez primera las fuentes de Montjuich. Tu abuelo nos llevaba muchas veces a verlas, y casi siempre volvíamos de aquellas salidas con nuestros collares fosforescentes que se veían en la oscuridad, así que tu también vendrás a verla todas las veces que vengas a Barcelona.
Y si, hoy te he visto, por vez primera, fugaz en blanco y negro. Tu perfil, tu barbilla: brillabas como una lucecita en un inmenso universo negro. Que bonita se te ve. Crece sigue creciendo, disfruta del cálido vientre de mamá, de esas voces que tanto te cantan, de las caricias del sol y del dulce vaivén de esas olas que su caminar te mecen. Duerme y sueña que te espera un mundo entero, mi pequeña Sofía.

miércoles, 23 de julio de 2008

Violeta y Cristina

La foto era sorprendente, dos niñas habían muerto ahogadas y sus cuerpos yacían en la playa ocultos por toallas, detrás una pareja sentada parece dispuesta a pasar el día de playa. Era tan triste la imagen que no me conformé con la reseña.
Buscando en la prensa italiana más detalles he encontrado el blog de un cardenal, Sepe, de la iglesia de Nápoles, que explica la historia con más detalle, eran primas y de etnia gitana, vendían baratijas por la playa, se dieron un baño la pequeña de 12 años empezó a tener dificultades y su prima fue en su auxilio. Las dos se ahogaron. La foto que tiene en el blog corrobora la otra, mientras se llevan el ataúd gente tomando el sol en unas hamacas de color verde.
El post habla de la indiferencia, pero a mi me parece que hay mucho más que eso, me parece un delito, la omisión del deber de socorro, nadie, nadie en esa playa fue capaz de echarse al agua para tratar de ayudarlas. ¿Nadie las vio en dificultades? Y si así fue, como puede uno después de presenciar algo tan triste cerrar los ojos y tomar el sol.

Tengo fe en el ser humano, aunque a veces sinceramente viendo cosas así se quiebra.

martes, 22 de julio de 2008

Sólo una galería más del alma

Por aquel entonces cuando escribía en la galería, de techos altos y muchos ventanales como tantas otras del Eixample, en las calurosas noches de verano solía abrir las ventanas pero siempre dejaba echadas las cortinas, la mayoría de las veces apenas entraba una suave brisa que olía a mar, pero algunas era tan osado el viento que hinchaba las cortinas blancas hasta convertirlas en velas, y sólo entonces aquella galería dejaba de serlo para convertirse en un barco que empujaba mi imaginación mar adentro.
A veces me asomaba a la ventana para ver las luces de las otras casas, había una que me gustaba especialmente porque cuando, me imaginaba yo que tenían invitados, ponían cuatro o cinco velitas naranjas en su balcón, era dulce de ver.
Por aquel entonces a ratos me imaginaba como iba a ser mi vida luego, como sería mi casa, donde estaría con quién iba a compartir mi día a día, mi más profundos anhelos vitales, quién arrancaría todas aquellas sonrisas dormidas. No es que la vida de aquel entonces no mereciera ser disfrutada pero a los veintitantos, recuerdo unos cuantos años apáticos de estancamiento, hoy los llamo de necesaria transición.
Aprendí duras lecciones, una de ellas es que no se debe trivializar lo sublime, que no se debe jugar con los sentimientos que tal vez lo que empieza con una discusión tonta acaba siendo luego irreversible, la siguiente es una consecuencia de la anterior, que podría resumirse en aquello de a lo hecho pecho, que no debemos aferrarnos al pasado, que hay un momento en la vida en que hay que pasar página, porque si no lo haces vivirás tu única vida malgastándola en algo inerte. Porque puedes proyectarte en el futuro, soñar hasta despierto en tu presente, pero el pasado se escapó ya de tus manos, y salvo que creas en el eterno retorno de nietzsche no puede volver a ti.
No lo sé. El caso es que hoy mientras conducía sola, porque las niñas iban el coche de su padre, de regreso a casa me sentía contenta. Si es cierto, podía haber escogido otras opciones, quién sabe a donde me hubieran llevado pero escogí esta.

Y pienso en aquel barco de velas que surcaba bajo noches estrelladas la estela de su destino ignoto y sonrio al ver donde echó su ancla.

Si soy yo


Ese día iba a comer a casa de mi madre me hizo gracia encontrármelo así de pronto. Llevaba la cámara en el bolso y no pude resistirme a la tentación.
Invita a pensar.

viernes, 18 de julio de 2008

Membrillo

Cortó un buen trozo y se lo llevó a la boca, le encantaba el contraste de sabores con el queso seco curado. La chica ya le advirtió que posiblemente fueran los últimos, porque la señora que se los hacía le había dicho que ya era mayor para tanto trajín. Y realmente lo saboreó. Era perfecto, su consistencia moderada, su punto exacto de dulzura, una pequeña obra de arte para el paladar, dentro de un molde de flan de aluminio. Cerró los ojos. No siempre le había gustado, de pequeña seguro que no. Pero había escuchado muchas veces la anécdota de su madre, y le encantaba aquello de la “carne de membrillo”. Creo que fue pasados los treinta que lo probó, no consiguió recordar cual fue la vez primera, quizá fuera en algún restaurante.
Y ahora cada vez que lo prueba, sigue sorprendida de ese sabor. Dulce y sutil. Lo haría ella, después de aquella cena, decidió que lo haría ella. No importaba cuan trabajoso fuera, ni las veces que debiera intentarlo ella se propuso hacer carne de membrillo, tal vez así llamado porque entonces no debían ver los filetes con la misma frecuencia que hoy se llevan a la mesa. Carne vegetal, eso es. La forma de salvar el mundo tenía forma de dulce, textura de filete y “grandes propiedades nutritivas”. Se lo acaba de inventar, bueno seguramente se dijo, y puso en la barra de google “propiedades nutritivas membrillo” oh, y lo descubrió todo de aquel apreciado fruto, el nombre del árbol de donde procede, la familia ilustre del mismo, nada menos que las rosáceas, que lujo. Que resulta imposible comer el fruto sin cocinarlo pero que es muy aromático. Y no debe ser casualidad que en Grecia los membrilleros se asociaran a la diosa del amor, Afrodita por considerarlo símbolo del amor y la fecundidad. Por dios que flechazo, sentía que se enamoraba apenas saberlo. Y aún hay más, reparó en que era costumbre que los recién casados tomasen uno antes de entrar en el lecho nupcial. ¿Por el potasio? Sospechó, porque descubrió que es pobre en nutrientes, salvo en ácido málico, que a pesar del nombre agorero es muy bueno para la salud, siguió tirando del hilo.

“El potasio es un mineral necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal, interviene en el equilibrio de agua dentro y fuera de la célula.”

Eso lo explica todo, toma potasio que el músculo hará el resto, debe ser que así evitas los calambres, que con los nervios de la primera noche lo único que faltaba es un tirón inoportuno. Pero quiso contrastar la sospecha así que persevero de nuevo en Google, “propiedades afrodisiacas potasio”.

Se quedo con la segunda referencia, afrodisíacos veganos, en “ecosofía” suena bien. Vaya el membrillo brilla (chiste fácil) por su ausencia en la lista, cuanta injusticia pobrecito. Hablan de rúcula, plátanos, espárragos, zanahorias, chile, frutos del bosque, chocolate, nueces, calabaza y soja. Hala que bueno está todo, bueno el chile no me gusta tanto, ya está todo para la lista de la compra de mañana, este fin de semana va a ser explosivo. Empezó a imaginarse la cena, cariño si me ha salido muy original y rica, si claro que puedes repetir que he hecho mucha (lechuga romana de base, rúcula, nueces, soja, espárragos, zanahorias y tiritas de membrillo, claro que hay postre mira que brochetas de fresa y plátano para esta fondue de chocolate, deliciosas verdad…No le diría nada, claro que no, porque él siempre estaba dispuesto y no convenía que aquello se convirtiese en un placebo, nada de nada, aquello era un experimento serio, riguroso, bueno entendámonos: experimento y punto.

martes, 15 de julio de 2008

Barcelona

Cuando visité Florencia la última vez, y de eso pronto hará diez años, ya lo noté, los florentinos estaban cansados del bullicio de los turistas, que como si fueran bárbaros invaden el centro, junto a la catedral. Pensé que agobio vivir en un sitio así.
Pero luego volví a mi ciudad, a mi trabajo en un despacho en Via Laietana, al cual llegaba cada día dando un paseo desde Pl. Catalunya, bajaba Porta Ferrisa, cruzaba en diagonal la Plaza de la catedral y llegaba bordeándola hasta la plaza Ramón Berenguer, cuya escultura ecuestre me hacía reír siempre por la cantidad de fotografías que merece y sin embargo pocos autóctonos reparaban en ella.
Llegó la primavera y vi como se llenaban de autocares, con estudiantes italianos y franceses de fin de curso, luego llegó el verano y por los cruceros ya no había una sola mesa libre para desayunar en la terraza del café al que solíamos ir, tras las semanas de vacaciones volvió el otoño a llenarse la plaza de la catedral, esta vez de jubilados que despistados y risueños te impedían el paso mientras siguen a un banderín, y el invierno, por fin, parecía que el frío podría poner algo de orden pero llega la Feria de Santa Lucia y todo se llena de paradas con figuras de pesebres, y con ellas hileras de niños que se asoman de multitud de colegios no sólo de Barcelona sino de los pueblos de alrededor. Por fin pasaron las fiestas y la plaza recobró su aspecto, por poco tiempo.
Recordé a Florencia, y pensé algo tan sencillo como triste: el turismo a veces se cobra más de lo que deja.
Yo dejé aquel trabajo, me fui a vivir a las afueras, el bar de la terraza cambió de dueño.

sábado, 12 de julio de 2008

No se me ocurre

La noticia de hoy es demoledora. Cuando vi la foto de su carita ya me estremecí. Es una historia muy bien contada de como unos subsaharianos han vivido una muerte en vida, tras estar seis días a las deriva en una lancha cuando trataban de alcanzar la costa española. Sin alimentos sin agua, viendo como los más pequeños iban muriendo, debiendo de arrojarlos luego al mar, hasta que ya no tuvieron fuerzas, por eso con ellos llegó una mujer embarazada que no sobrevivió. Que desolación, que sufrimiento para esos padres que soñaban una vida mejor para esas criaturas.
El periodista, de La Vanguardia, dijo que habían sembrado el Mediterráneo con esos niños, atroz y conmovedora la licencia poética. Que absurdos parecen nuestros problemas de aquí, del mal llamado primer mundo comparado con la vida que llevan ellos.
Siento no traer hoy sonrisas, ni historias más dulces, hoy sentía esta pena. África que rica eres y que pobres y desgraciados haces a tus gentes. Y mientras todo sigue igual.

miércoles, 9 de julio de 2008

Y llegó la rana

Hace tres años que a principios de julio un amigo del grupo de COU, Nacho, nos invita a una barbacoa en Castelldefels, y lo cierto es que es una gran idea, se ha convertido en una forma de no perder el contacto del todo con algunos amigos, de hecho los hay que sólo nos vemos ese día al año y durante estos últimos tres años hemos visto como crecía el número de niños.
De las parejas de aquel grupo, en fin nadie acabó con el novio o novia que tenía a los 17, salvo una, la excepción que predican a toda regla: un pareja estupenda. Llevaban juntos desde una verbena de San Juan no recuerdo donde, pero si que era una casa con piscina. Confieso que verlos me recordaba al grupo que éramos, me transportaba a aquellos años de salir por la noche, de fiestas universitarias, de salidas en grupo a la montaña. Ayer un mail nos comunicaba que no asistirían porque estaban en trámite de divorcio y todavía hoy me pregunto como es posible, acaso no hay nada perdurable.
Que hace imposible el amor tras veinte años compartiendo los mejores años de juventud y dos niños pequeños. Hoy seguía pensando en ellos, porque hay parejas de las que no te sorprenderían si un día te comentan que no prosperaron, no sé te da aquella impresión de tener algo de circunstanciales, y hay otras, que los ves tan afines tan hechos el uno al otro, en fin que no te planteas que no puedan ser para siempre.
El amor es algo que me ha intrigado siempre.
Ostras pues no acabo de escribir esto y me distrae los gritos de mi peque ca-ca, como le he sacado el pañal justo esta mañana pensé que empezaba a alertarme pero no, eran grititos de emoción porque no me digas como, se ha colado una ranita pequeñísima en casa. La acabo de colocar en una palangana en el lavadero con un chorrito de agua hasta indagar que come y como llevarla a la riera. Voy a hacerle una foto. No es que sea mi animal preferido, de hecho creo que es la primera vez que veo una tan de cerca, pero tampoco voy a matarla por eso.
En fin que empecé hablando de amor, y me encuentro de pronto hablando de ranas una metáfora más que manida pero que coincidencia sorprendente, pues nunca antes había visto una rana en casa y no tenemos ni piscina ni estanque ni nada que se le parezca. Debe haber llovido barro días atrás y debió quedarse en la terraza que tenemos arriba y como ayer estuvimos lavando al perro no sé digo yo que se colaría por la escalera. Bueno hoy toca vida animal voy a ver que aprendemos de las ranas porque del amor está visto que poco hay que aprender, es simplemente caprichoso y volátil.

Un abrazo


Pd: la foto

viernes, 4 de julio de 2008

Vitamina B12 y otras tareas pendientes

Hace días que no escribo. Desde que acabó el colegio mi hija mayor de pronto es como si todo hubiera cambiado. Nos fuimos una semana de vacaciones y al volver se me pasan los días volando. Las mañanas en casa y las tardes cada una distinta a la anterior, el lunes fuimos a la biblioteca a leer cuentos y luego al parque, el martes a la piscina, el miércoles a merendar a casa de una amiga, el jueves a la peluquería a cortarle el pelo, mañana creo que aprovecharé que he quedado en llevarles a las nenas para ir a nadar.
Y ya sé de que me venía esta debilidad, que yo atribuía a la primavera, resulta que tengo bajas las reservas de vitamina B12, así que acabo de documentarme en todos los productos que la contienen y me he propuesto tomar un yogur con levadura de cerveza todos los días, champiñones y supongo que mañana mi doctora me prescribirá un comprimido.
Por lo demás todo bien, estoy contenta. Mientras estaba de vacaciones tuve tiempo para pensar en los cambios que quería hacer en casa y desde que he llegado que los voy haciendo.
Y me funciona. La idea es simplificar, las compras, los productos, poner orden. Y me puse una lista de pequeñas mejoras, como un tendedero de esos de cuerdas que dirás pues vaya tontería, pero no no lo es, porque eso me permite lavar más a menudo y no acumular ropa en el lavadero, y así este está más recogido y lo puedo utilizar a modo de invernadero. Y a quién le importa eso, pues a mi, que tenemos el estudio con vistas al mismo, además también estaba harta de la cortina de tablillas blanca y la he sacado así que ahora aún tengo más luz en el despacho.
También he puesto geranios en las ventanas, no sólo porque espantan a los mosquitos sino porque son resistentes al sol y eran preciosos. Al día siguiente mi vecina me dijo que le gustaba mucho eso que hago yo de poner muchas plantas de un mismo color. Sonreí y me excusé con la oferta del garden compre 4 y pague 3. Pero tiene razón, creo que así el color queda más vivo y la ventana queda más vestida. Como es la primera vez que los tengo a ver si aguantan todo el verano.
Ahora falta pintar la habitación de nuevo de blanco que después de 4 años ya le hace falta. Y colgar los cuadros y las fotos que siempre me digo que podrían quedar bien pero todavía faltan. Supongo que siempre pienso que puede haber una foto mejor.
Y cuando la casa no me agobie en fin espero poder organizarme un poco mejor, para poder tener tiempo para mi, para escribir que es lo que más me apetece hacer en la vida tras cuidar de mis hijas y mi familia.
En fin las noches de verano siempre me han gustado, para hablar y soñar en voz alta.

lunes, 30 de junio de 2008

Azul del mediterráneo



Instrucciones de uso de la foto: inspirar lentamente y apreciar todos los matices el olor de la vegetación suave, el del mar de fondo, escuchar el trino de los pájaros que audaces saltan y se acercan por su botín de migas. Ahora expulsar el aire y sonreír. Su viaje ha terminado acaba de aumentar sus reservas de bienestar y optimismo comparta su alegría y haga feliz a los de su alrededor.

lunes, 16 de junio de 2008

Lista de las vacaciones

1. Un ajedrez y el scrable para alguna noche cuando las nenas se hayan dormido poder jugar en la terraza del apartamento.
2. Zumos, cacaolats y galletas para las meriendas por si algún día vamos a una playa lejos del hotel, y me llevo la licuadora también para los zumos de manzana y zanahoria.
3. Un buen libro, estoy por comprar el del Mendoza para echar unas risas y una libreta para escribir, en alguna madrugada o en alguna siesta de las niñas.
4. La loción corporal de leche de almendras por si nos apetece un masaje en la espalda o en los pies.
5. El bikini nuevo y un vestido liviano para ir a la playa, me llevo vestidos de verano alguno de polo y algunas bermudas. No quiero cargarme de ropa.
6. Cd’s para el coche, el de Pereza que lo tengo poco escuchado, Amaral para que cante Mónica, Mecano para que cantemos todos y todos los otros de habla inglesa preferentemente de voces femeninas que él traerá.
7. Velitas, para una cena romántica y bengalas para la noche de San Juan.
8. Una sombrilla grande para ponernos debajo si nos hace mucho calor (tengo que comprarla). Y me llevaré también la tienda de campaña de jugar de las nenas, los útiles de playa, flotadores, gorros, la sirenita, y en fin lo que se agregue.
9. Cámara de fotos ni que decir tiene, quiero captar cielos y paisajes, una foto los cuatro juntos que estemos bien y a las niñas jugando.

En fin la dejo abierta por si me he olvidado de algo…

martes, 10 de junio de 2008

Faldita deleznable

A ver estamos en el 2008, siglo XXI. Señores y señoras (permítame que dude de si las hubo) publicistas, decir que se añade una faldita protectora al tampax y que ello te da más confianza, es cómo poco, descortés.
Porque el mensaje implícito que se supone que es, necesitas confianza en ti misma, pues nada te pones tu minifalda y si tienes la menstruación que ésta no sea un inconveniente para que seas mujer-objeto también esos días. Me parecería risible si no fuera tan patético.
Hace ya unos años me paso algo así, en una reunión llevaba traje chaqueta (con falda no minifalda) y sólo por eso, me tomaron por secretaria, en un primer momento me sentí ofendida, pero luego me eché a reír por dentro y dije bueno pues nada habla lo que quieras que luego ya te haré yo la contestación a tus alegaciones, y lo cierto es que me esmeré tanto que el abogado de la otra parte quiso venir a conocerme. De ahí saqué mis propias conclusiones entorno a la vestimenta y curiosamente es todo lo contrario de lo que se publicita.
Resumiendo que este tipo de publicidad me parece que no hace ningún bien a la imagen de la mujer, que la ridiculiza y menosprecia, resulta contaminante, machista y anticuada donde las haya.

lunes, 2 de junio de 2008

Por fín... es lunes

Si con ese sentimiento me he levantado hoy. Hay fines de semana que resultan más pesados que la propia rutina semanal. Este fin de semana pasado fue de esos, y en el punto más álgido pensé tranquila mañana es lunes...
Y hoy ya veo las cosas de otra manera, contenta de que hayamos empezado Junio, en pocas semanas acaba el cole la nena y nos vamos una semana fuera. Voy a hacer un intensivo de playa, aire, sol y calma. Y como hago siempre antes, hago la lista mental de todas las cosas que voy a hacer allí porque de esa manera las disfruto dos veces.

Un saludo,

miércoles, 28 de mayo de 2008

Los diez secretos de la abundante felicidad

Una vez en semana voy a la “deixalleria”, algo así como un centro de reciclaje de basuras, allí llevo los tetrabrics, las botellas de plástico del agua y de productos, vidrio, pilas, bombillas, bolsas de plástico. Lo bueno de ese sitio es que siempre hay algo que “reciclar”. El otro día era una estantería de mimbre en perfecto estado, otro una enciclopedia con todos sus tomos, de acuerdo era de los años 80, pero daba una pena verla allí. Y como son muy majos los que trabajan allí han montado un rincón donde dejan los libros que llevan, en vez de tirarlos al contenedor del cartón. Hubo una temporada en que cada vez que iba me paseaba por ese rincón y rescataba de su triste fin algún libro, y cuando veía títulos importantes me decía pero como pueden tirar a la basura La Casa de los Espíritus, o uno de Gala encuadernado en piel. En fin que en una de aquellas incursiones me llevé un libro muy sencillo pero de título rimbombante, ni más ni menos que el que he tomado prestado como título del post. Me eché a reír hombre cualquiera dice que no a la felicidad, pero no a una felicidad cualquiera no, sino a la abundante… en fin que me lo dejé en el coche, como otros libros que tengo allí para leer en las esperas o en las siestas de la peque.
Ya voy por el octavo secreto... me acerco, me acerco.

Un abrazo

lunes, 26 de mayo de 2008

Propuestas personales para consumir menos carburante.

Ayer hablaban de la subida del petróleo y comentaban que resultaba un tanto sorprendente en tiempos de “desaceleración económica” (expresión eufemística donde las haya para sustituir a la siempre inoportuna e impertinente de crisis). Y como lo único que me quedo claro es que de momento los precios no van a ir a la baja en fin que a continuación os dejo mis propuestas particulares, factibles que no hipotéticas, medidas a adoptar:

-Llevar y traer a la niña al cole andando, es un paseo y ahora el tiempo acompaña. A ella le encanta y sólo supone salir un cuarto de hora antes de casa. (1 punto por trayecto)

-Comprar en el super del pueblo en vez de ir a 7 kms a un centro comercial, de todos modos aunque sea un poco más caro, seguramente el pretendido ahorro se esfuma en el consumo del carburante. (7 puntos)

-Dejar de ir al videoclub que está enfrente de mis suegros, porque implica luego tener que devolverla allí. (12 puntos)

-Ir un día a ver a mi madre a Barcelona en transporte público con la peque, bus o bus y tren, para ver cuanto se tarda y tener la alternativa al coche. Seguramente sea este miércoles. (25 puntos)

Y para ver el resultado de mis actos nada más fácil que comprobar cuanto tiempo consigo estar sin rellenar depósito, el jueves pasado puse unos 45 euros.

Un saludo

Pd. He añadido una puntuación valorativa en base a los kms. que se realizan, que me ha parecido práctica. En fin a ver que sale.

viernes, 23 de mayo de 2008

Entre paréntesis

Es lo malo de escribir un blog, un blog no debería comentar noticias en exceso, salvo que ese sea su fin, o bien como hace Anado que le sirve de premisa para dilucidar sobre un tema.
El motivo es obvio un día comentas algo que te conmocionó en su día si luego otra noticia también te afecta si no la refieres daría la falsa impresión que no te importa. Eso me pasa a mí justo ahora, con lo de Birmania primero, con el terremoto en China después. Con el agravante que esto ha acaecido a miles de personas, con lo cual la dimensión del sufrimiento es mayor. Perdonadme si os distraigo con otras pequeñas cosas, como dicen la procesión va por dentro. Pero la indignación si debería tener voz, no podemos luchar contra las fuerzas de la naturaleza, seguirá mal que no pese, habiendo huracanes, terremotos y todo tipo de catástrofes naturales, pero me resulta cruel sencillamente muy cruel que se derrumbe un colegio recientemente construido. Y para mi es sencillamente aterrador, porque si China copia tan burda y rápidamente los defectos de nuestro sistema capitalista que será lo siguiente.
Nada debería tener más valor que una vida. Cierro paréntesis.

Día perfecto

Un rato para escribir y ese mismo tiempo duplicado para leer, estar con mis hijas y mi familia, recibir un email de un amigo o tener una breve charla con un conocido.
Disfrutar de música y luego de la quietud del silencio, ver el cielo, sus nubes, la luz que transforma el paisaje, tomar el café mientras hojeas el periódico. Pasear o nadar. Sentir un abrazo y la alegría de llegar a casa, dar y recibir besos. Reír, sonreír. Cocinar algo sencillo pero suculento, disfrutar de una conversación y apreciar esa rutina como algo hermoso, porque es la que uno ha escogido.
Todos los días deberían contener trazos de ese día ideal, porque como dijo el filósofo contamos los días cuando deberíamos pesarlos…

martes, 20 de mayo de 2008

Los colores de la primavera



Aquí os dejo unos cuantos colores que la primavera hace brotar de la tierra, pero hay más.
Un abrazo