Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

jueves, 28 de mayo de 2009

La joven mujer y el premio

Lo cierto es que pasó hace unos días. Una mujer de 25 años mallorquina, no daban más datos por lo visto hace una apuesta por internet, no debía ser la primera porque la noticia refería que venía haciéndolo desde el 2006. El caso es que su combinación, fue la ganadora de un premio desorbitado de millones de euros. El servidor de apuestas, contactó con ella (no refería la noticia porque tuviesen sus datos personales o a través del IP de su ordenador, que no lo indicaban) pues la susodicha ajena a todo ello, aquel fin de semana lo había pasado con la gripe.
Supongo que debió impactarme la noticia tanto que por eso soñé hace unas cuantas noches que la conocía y le daba la tarjeta de un amigo que vende casas en Los Ángeles.

Y es que con 125 millones de euros, que hace uno en la vida, a saber.

miércoles, 27 de mayo de 2009

Nuevas amistades

Aquel profesor siempre nos lo decía conservad las amistades de la infancia, son las más auténticas. Y seguramente estaba en lo cierto, como en tantas otras cosas. Sin embargo es bueno relacionarse, e ir conociendo nuevas personas, porque al menos en mi caso me he encontrado que mis amigas de infancia no viven cerca, de hecho todas hemos ido a vivir a ciudades diferentes, y eso hace que vernos sea más dificultoso. En cambio en fin conocer gente del cole, es como poco más práctico. La cena, fue la excusa perfecta para conocer a un grupo de personas con las que a lo sumo intercambiábamos saludos o nos cedíamos el paso en el pasillo de la escuela. Creo que nos lo pasamos muy bien, de hecho antes de despedirnos ya comentamos que la próxima tendría que ser en un sitio más céntrico para que nos diera tiempo de ir a hacer la copa y bailar, pues esta vez nos pasamos en el restaurante simplemente hablando hasta la una. Pero mereció la pena.