martes, 22 de marzo de 2011

La entrevista pre-matrimonial

Hala pues ya está. La semana pasada fue la documentación para el expediente, al que por motu propio me hizo ilusión añadir el libro de familia, y hoy la entrevista con la juez de paz.
Mi pareja se pensaba que le estaba gastando una broma, con lo del cuestionario, pero que plato favorito por si acaso le digo que tienes pasta al pesto o paella.
Ha sido breve, pero las preguntas efectivamente estaban, y hemos debido contestarlas por separado. Por lo visto es una manera de filtrar matrimonios de conveniencia. Pero son tan sencillas que parece díficil no coincidir, tipo dónde os conocistéis, dónde nació, tiene hermanos la que más personal me ha parecido es la que alude a las cualidades de la pareja.
Ha sido bonito. Me he quedado pensando en lo que ha dicho de mi, me halaga, de veras que me ha gustado mucho. Ya os seguiré contando.

La última Navidad.

 Aquella Navidad fue la última que recibí postales. Llegó solo una y fue de unos tíos a los que no veíamos mucho, ni tan siquiera eran nues...