jueves, 9 de julio de 2009

Tormenta de verano




Leí un día a propósito de la dificultad que supone fotografiar la lluvia, por eso es más fácil fijarse en donde se acumula. Algo así como prescindir del objeto para buscarlo en su efecto.
De todos modos si pongo estas fotos hoy es por lo extraño que me resulta ver llover con tanta intensidad en pleno mes de julio, es como si de pronto hubiéramos hecho un salto en el tiempo.

La última Navidad.

 Aquella Navidad fue la última que recibí postales. Llegó solo una y fue de unos tíos a los que no veíamos mucho, ni tan siquiera eran nues...