Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

martes, 11 de septiembre de 2007

Como alimentar bien a mis hijas

Igual que creo que son los libros los que nos escogen para ser leídos en un momento preciso, a veces pasa lo mismo con ciertas ideas.
esta noche me he sentado frente el ordenador, a parte de porque no tenía sueño, a consultar varios temas y como se que la información en internet es tan dispersa mientras lo encendía apunté insecto palo, alimentación vegetariana para niños y carne ecológica. Lo hice en este orden, primero para satisfacer la curiosidad de mi hija de 3 años cuando esta tarde vimos uno de esos insectos tan particulares, lo segundo porque cada vez me cuesta más comprar en el supermercado las "proteinas" para ella. Tengo una madre muy pesada en este tema, la alimentación es muy importante siempre me lo repite, ella que es capaz de ponerte canelones de primero y merluza rebozada de segundo, y de aperitivos embutidos salchichón, jamón. En fin, como pliego de descargos hay que reconocer que es buena cocinera y prepara las mesas de diario como si fueran de fiesta, y que es hija de la postguerra, de la guerra civil española y pasó por ello muchas carencias alimenticias y la principal, la pérdida de su madre siendo una niña.
Pero bueno volviendo al tema, puse carne ecológica como alternativa, por si no me acaba de convencer las dietas vegetarianas para los niños. Y sabes despues de leer unos cuantos artículos bien documentados y dos páginas que he agregado a la lista de favoritos, me parece que voy a empezar a leer sobre el tema y a intentar poco a poco a suprimir la carne y el pescado de la dieta, creo que pediré hora a un nutricionista para que me prepare una dieta completa para todos.
Me da pena cuando veo los conejos despellejados y doblados, o ya troceados, evito mirar las cabezas de los pollos, los ojos de los peces, cuanto me cuesta a veces sacarlos de la bolsa y sentir su lomo terso, brillante como si estuvieran vivos. Tampoco puedo comprar almejas o berberechos para cocinarlos, ya me pasaba en casa de mi madre cuando los veia debajo del trapo húmedo se me encogía el corazón saber que muerte les esperaba.
Que fácil es comprar la carne picada, esa empaquetada que no te recuerda a nada. Y sin embargo que amargura cuando ves las terneras hacia el matadero como sacan la cabeza del camión.

..Mi hija llora.