lunes, 31 de agosto de 2009

Entretenimientos

Cuentan que muchos problemas se resuelven gracias a los sueños. Parece que el cerebro durante el sueño lo que hace es codificar los datos del problema y junto a él lleva todos los conocimientos latentes en el fondo de la memoria, lo que los actualiza y permite al día siguiente surgir a la superficie de la conciencia y así aprovecharlos.

Yo lo único que sé es que me fui a dormir una noche después de haber estado infructuosamente tratando de recomponer el cubo y sin embargo al día siguiente en el primer intento lo conseguí.

La última Navidad.

 Aquella Navidad fue la última que recibí postales. Llegó solo una y fue de unos tíos a los que no veíamos mucho, ni tan siquiera eran nues...