miércoles, 21 de abril de 2010

Un sonido reconfortante y evocador

Creo que fue ayer, que por primera vez este año, advertí que ya hay de nuevo golondrinas.
Esta mañana volví a reparar en ese sonido agudo que emiten por las mañanas y al atardecer, debían ser un pequeño grupo, en Barcelona ciudad en cambio es todo un espectáculo ver como se agrupan en el cielo por la tarde.
Es sólo un momento pero me gusta quedarme inmóvil para apreciarlo, me traen buenos recuerdos de tantas tardes mirando desde la galería al cielo, de mesas llenas de apuntes y libros abiertos, a un calendario de pared donde con círculos señalaba las fechas de los exámenes y arriba Civil, Mercantil, Procesal. Y tú lamentándote de que hiciese tan buen tiempo y no poder salir para aprovecharlo. También aquel perro y los paseos. Y me he sonreído admirada al contar como han pasado tantos años de todo aquello y sin embargo ha bastado un simple sonido, agudo y limpio para traerlos a la superficie.

El día de tu vida

Adoro cuando leo algo que me hace pensar. A veces puede ser una frase, pero es suficiente es como si me dieran hilo para hilvanar el resto....