Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

viernes, 4 de julio de 2008

Vitamina B12 y otras tareas pendientes

Hace días que no escribo. Desde que acabó el colegio mi hija mayor de pronto es como si todo hubiera cambiado. Nos fuimos una semana de vacaciones y al volver se me pasan los días volando. Las mañanas en casa y las tardes cada una distinta a la anterior, el lunes fuimos a la biblioteca a leer cuentos y luego al parque, el martes a la piscina, el miércoles a merendar a casa de una amiga, el jueves a la peluquería a cortarle el pelo, mañana creo que aprovecharé que he quedado en llevarles a las nenas para ir a nadar.
Y ya sé de que me venía esta debilidad, que yo atribuía a la primavera, resulta que tengo bajas las reservas de vitamina B12, así que acabo de documentarme en todos los productos que la contienen y me he propuesto tomar un yogur con levadura de cerveza todos los días, champiñones y supongo que mañana mi doctora me prescribirá un comprimido.
Por lo demás todo bien, estoy contenta. Mientras estaba de vacaciones tuve tiempo para pensar en los cambios que quería hacer en casa y desde que he llegado que los voy haciendo.
Y me funciona. La idea es simplificar, las compras, los productos, poner orden. Y me puse una lista de pequeñas mejoras, como un tendedero de esos de cuerdas que dirás pues vaya tontería, pero no no lo es, porque eso me permite lavar más a menudo y no acumular ropa en el lavadero, y así este está más recogido y lo puedo utilizar a modo de invernadero. Y a quién le importa eso, pues a mi, que tenemos el estudio con vistas al mismo, además también estaba harta de la cortina de tablillas blanca y la he sacado así que ahora aún tengo más luz en el despacho.
También he puesto geranios en las ventanas, no sólo porque espantan a los mosquitos sino porque son resistentes al sol y eran preciosos. Al día siguiente mi vecina me dijo que le gustaba mucho eso que hago yo de poner muchas plantas de un mismo color. Sonreí y me excusé con la oferta del garden compre 4 y pague 3. Pero tiene razón, creo que así el color queda más vivo y la ventana queda más vestida. Como es la primera vez que los tengo a ver si aguantan todo el verano.
Ahora falta pintar la habitación de nuevo de blanco que después de 4 años ya le hace falta. Y colgar los cuadros y las fotos que siempre me digo que podrían quedar bien pero todavía faltan. Supongo que siempre pienso que puede haber una foto mejor.
Y cuando la casa no me agobie en fin espero poder organizarme un poco mejor, para poder tener tiempo para mi, para escribir que es lo que más me apetece hacer en la vida tras cuidar de mis hijas y mi familia.
En fin las noches de verano siempre me han gustado, para hablar y soñar en voz alta.

6 comentarios:

Anado dijo...

Sales radiante en la foto de la derecha. :)

Yo ya tengo tendedero, y no compro geranios porque no me los merezco, pero igual si me arriesgaría a plantar en una maceta una lentejita. A ver si crece la plantita como de párvulo.

Que vestir mucho el rincón no lo vestirá, pero si cría igual termino haciendo un guiso.

Un beso

.nana dijo...

Humm... el feng shui... cambió mi casa y mi vida, creo. También he tenido tardes parecidas y también he pensado en cambios para casa. Odio mezclar las flores de colores y pienso que los geranios son agradables, robustos, resistentes pero precisan cuidados para estar limpios. En fin, unas valoraciones para tu post, que me ha hecho sentir como en casa. ;)

Besos y burbujas.

sparkling

Sonia dijo...

Anado: radiante? vaya ya se me ha vuelto a ir la mano con el photoshop ;P
Cuanto a eso de plantar lentejas, nada que objetar que me apunto al improbable, en los dos sentidos (que curioso) guiso.

Un abrazo

Sonia dijo...

Pues encantada nana de compartirlas contigo estas impresiones de andar por casa.

Un abrazo

brujaroja dijo...

Los pequeños cambios en lo que nos rodea, son los que terminan por construir algo parecido a la felicidad.

Sonia dijo...

Pues si brujaroja. La felicidad con minúsculas también es importante.

Un abrazo