Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

viernes, 31 de octubre de 2008

Marta, Eva y yo

Ayer noche tuvimos la cena de amigas. Es el segundo mes que nos reunimos, desde que propusimos vernos una vez al mes. Me hizo gracia escuchar a mi nena la grande explicarle a su hermana, hoy la mama se va a cenar pizza con sus amigas, y acto seguido pregunta ¿Y por qué te gusta? Y yo le contesté por lo mismo que a ti en el patio te gusta jugar con Aina, Leire, Laura...pareció entender pero le pareció preciso puntualizar, es que yo tengo muchas amigas, es verdad yo pocas. Y se quedó satisfecha jugando en el sofá. Se despidieron las dos muy formalitas y tranquilas ya habiendo cenado ellas también pizza, para darle mucha guerra al padre después. Pero que le vamos a hacer, son tus hijas, le dije yo a la vuelta unas tres horas más tarde cuando él se me quejaba, tú no eres ningún canguro. Si se han portado mal contigo, ya lo sabes, hay que pasar más tiempo con ellas.
Teníamos que haber quedado la semana pasada pero lo pospusimos a ésta, y de haber seguido lloviendo como estos días atrás quizá la hubiéramos aplazado nuevamente. A nosotras esto de la lluvia nos trastoca enormemente, si llueve no nos apetece mucho salir, pero se levantó un día radiante, de cielo azul y llamé para ver cual era el plan y rápido concretamos, nos vemos, si claro, nos vemos.
Lo pasamos genial como siempre, fui la primera en llegar porque no contaba con aparcar tan rápido, diría casi que en el mismo lugar que la vez anterior, la segunda fue Marta también comentó la fácil que le había resultado encontrar un sitio, y por último Eva, sonriente comentó nada más llegar que había aparcado muy cerca. Quizá sólo fueron tres coincidencias, o quizá es que las tres salíamos de casa con ganas de vernos, de charlar y esa misma energía nos hacía fácilmente confluir, quién sabe. El caso es que mereció la pena hoy me he levantado pensando en ellas y sus risas.
Que tengáis un buen día, hoy es viernes.

2 comentarios:

jordicine dijo...

Quedar es dificilísimo. Una vez al mes es ideal. Nosotros lo hacemos cada tres y siempre hay problemas para marcar el día. Estas cenas son preciosas. Un beso.

Sonia dijo...

Si lo son Jordi, por eso merece la pena esperar y mantener la ilusión por quedar. La vida sólo es un camino y se hace más ameno en buena compañía. También va por los de la red :)

Un abrazo