Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

miércoles, 22 de octubre de 2008

El diario no escrito de Ester

Este es el diario que el Dr. Vilaró me ha indicado que escriba, me llamo Ester, tengo 35 años y una feliz vida familiar, junto a mi marido Alberto y Pol de 6 años. Soy ingeniera de caminos, puertos y canales y trabajo desde hace 9 años en una consultora que trabaja para la Administraciónesto no va bien.

Y si digo Querido diario o te escribo o me acuesto con el macizo del despacho y se acabó la cosa. Porque al fin y al cabo creo que me iba a llevar mucho tiempo esto de escribir lo que siento en cambio le paso mi teléfono y le digo, que le digo..oh por dios esto del diario es peor de lo que me pensaba si sólo va a servir para que me monte la película. Volvamos a intentarlo.

y a través de este diario me gustaría encontrar una salida a mi problema, pues por primera vez en mi vida me gusta una persona (en un momento inoportuno) pero no por ello quiero engañar, o dañar a otras

Resumidito ha quedado al menos. Esto es patético, pero que forma de perder el tiempo en vez de hacer el pedido al Caprabo para tenerlo en casa a las 8h, después de recoger al nene del entreno. Hoy igual hago pastel de espinacas, ¿tengo huevos?...creo que quedan dos, igual hago corto tengo que comprar. ¿dónde estaba? Ah si, pues nada y si le paso el móvil y le lanzó una mirada y sonrío, mejor no decir nada. Porque si hablamos es peor, te imaginas ¿y eso Ester? Yo me hundo, que le diría no que como a veces te veo en la parada del bus por si un día quieres que te acerque con el coche……fatal. Se iba a notar, mejor ir de frente. Mira tu y yo tenemos un problema de tensión no sé qué, vamos a un hotel y te lo acabo de explicar allí…jajaja eso mismo, estaba pensando yo. Anda loca vuelve al diario que así no vas nada bien, esto, esto es un desastre, hay que dejar de escribir que no sirve para nada más que para fantasear.

así que pretendo reflejar en él mis inquietudes y temores, porque de esta manera yo misma encontraré el mejor modo de solucionarlo,

Vaya cursilada, hoy si que estaba guapo con su camisa blanca, le miré de reojo porque hoy no teníamos nada que hacer juntos, que pena porque se me hacen distintos los días en que lo veo, él iba hacía la fotocopiadora y yo venía de tomar un café del bar de abajo y me sonrió y dejó pasar, yo no le quise dar importancia y le dije anda cuanto protocolo que bien. Pero me encantó. Todo él es un encanto. A veces me pregunto si hace deporte porque tiene un buen físico, pero que estás diciendo ahora si ni siquiera lo has visto en manga corta, bueno pero me lo supongo esa espalda, esa caída de la camisa sobre el pecho no puede ser casual, creo que debajo de esa camisa hay un torso fuerte, hay Ester para, para que te embalas como las motos y no vas nada bien…

pues seguramente como en casi todo, formando parte del problema también se halla la solución,

Si ,si ,como no, tu le dices pero tú has estado siempre así de bueno o soy yo que con estos ojitos te veo así de bien, no sé a veces pienso que es de ese tipo de personas que al principio pueden pasar desapercibidas pero luego con el paso de los días van ganando brillo, y luego llega el día en que los ves cruzando el despacho y te sorprendes porque le estás mirando lo bien que le sienta la ropa, o simplemente como se mueve. Ester, Ester déjalo ya que más piensas más te pierdes.

No hay comentarios: