Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

sábado, 26 de abril de 2008

Agua

Seguramente fue en La Vanguardia donde lo leí, era un breve artículo sobre el agua, me pareció útil. Se encargaba de desmitificar conceptos entorno al hecho de beber agua.
Y es que nos han bombardeado los sentidos con publicidad del tipo, tienes que beber dos litros de agua al día. Y yo me preguntaba, como va a poder alguien beber tanta agua. Y no es que yo beba refrescos a la hora de las comidas, siempre bebo agua, pero aún así, me sorprendía la cantidad.
Pues bien, la autora planteaba que es más que discutible que eso sea bueno, que no hay una cantidad fija para cada persona, que lo que marca la cantidad de agua que necesitas es la sed (bendito sentido común) si bien es cierto que de mayores como tenemos menos acuciado lo de sentir sed conviene no fiarse sólo de ella. Y que también depende de tu tipo de alimentación que necesites más o menos agua. Pues es obvio, que frutas y verduras tienen un gran contenido de agua.

En fin me gustó tanto que he querido compartirlo aquí: la moderación hasta en el agua.

3 comentarios:

Selvas dijo...

La moderación y el sentido común, fundamental para todo. Tenemos mucha manía de no observarnos, de no escuchar nuestras propias necesidades y nos resulta más fácil que venga alguien de fuera a decirnos lo que debemos hacer. Vaguería y falta de confianza en uno mismo.

Un saludo

brujaroja dijo...

No sabes qué alivio. Siempre me sentía culpable de no ser capaz de beber toda el agua que por lo visto necesitaba... Cuando el otro día leí algo al respecto, me quedé muy tranquila.
Feliz fin de semana.

Sonia dijo...

Pues si Selvas en todo. Y probablemente tengas razón que la publicidad trata de socavar nuestra confianza, pero para mi lo más grave es que traten de disimular consejos de salud cuando sólo se trata de vender más.
En fin, ya se sabe.
Brujaroja, bueno pues nada a beber lo que nos haga falta y ya está sin agobios.

Besitos a las dos.