Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

jueves, 5 de noviembre de 2009

Un jueves diferente

Las he dejado en el cole contentas, con un besito en la puerta hoy les he preparado fruta cortada de desayuno. He tomado café con leche con las amigas, luego nos hemos ido a dar un paseo a buen paso por la montaña mientras hablamos, siempre hablamos. El cielo estaba particularmente claro, el aire era fresco me ha ido bien llevarme el polar, a lo lejos hasta se divisaban las cimas de las montañas de Montserrat. Y luego justo leía, en la contra, a propósito de ellas como uno de los lugares más especiales de Europa.
También he ido a la peluquería, para peinarme solamente, estos días me va a ser mejor no tener que preocuparme del pelo, tampoco voy a poder ir a acquagym en unos días así que tanto da.
He subido arriba a recoger la ropa tendida y he sentido con placer los rayos de sol en mis brazos. Me ha llamado por casualidad mi hermana, hemos hablado mucho rato, hemos hecho planes para cuando venga en diciembre y mientras me explicaba sus cosas me ha venido un poco de melancolía, y he tenido ganas de coger un avión e ir a verla.Quién sabe, igual lo hago ni siquiera conozco su casa de ahora.
El caso es que hoy tengo un día meditativo, y feliz. Ayer Mónica se disgustó porque rompió un sello, le expliqué que una tía abuela suya los coleccionaba, y al yo explicarle que no llegó a conocerla me dice, pues no pasa nada mama, ya en el cielo nos conoceremos todos los que no hemos podido conocer... y lo decía con la naturalidad con la que hablan los niños a su edad.
Y después me preguntó oye, me podré llevar un juguete, y le dije pues no creo que te haga falta porque el cielo, en realidad está hecho a medida de cada uno, para ti seguramente sería un lugar lleno de colchonetas y castillos de princesas, lleno de juguetes. Sonrió complacida.
Y es que los niños son pequeños grandes maestros sólo hay que saber escucharlos.

No hay comentarios: