Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

martes, 18 de agosto de 2009

El tuétano de los blogs

El secreto de los blogs, por qué algunos tienen seguidores y otros a pesar de dar contenidos e información interesante no despiertan o suscitan comentarios, pues no es otro que su tono personal.
Y es que todos nos hemos encontrado alguna vez con blogs que a pesar de que puedan estar tratando un tema interesante, pecan de dogmáticos, parecen un discurso. No es ese el tono que requiere un blog a mi modo de ver.
Cuando empecé a escribir y leer blogs lo que más me llamó la atención es la posibilidad de conocer a un abanico de gente de un modo diferente, personas con circunstancias, aficiones, o intereses en común o no.
El blog resulta auténtico sólo cuando lo sientes próximo, de otro modo pierde su encanto. Pero entiendo por otro lado el bloqueo, cuando tu trabajo tiene ese carácter tan público, debe ser una consecuencia natural hacerse celoso de tu intimidad. Quizá por eso no me gusta cuando los periodistas hacen referencia a lo que tal o cual han escrito en sus blogs, no parece demasiado profesional por el contrario lo único que demuestra es que hay vías alternativas para informarse.

Pero el post de hoy va en otro sentido, lo importante es no dramatizar el contenido de los mismos, aquí nadie pretende sentar cátedra, simplemente no es el sitio, porque no puedes dar credibilidad a todo lo que veas escrito en la red sólo por estar en ella, y eso que parece una obviedad para algunos para otros, seguramente los que nacieron en este mundo con el internet ya instalado en las escuelas y en casa, quizá no lo sea.

Así que si alguna vez lees la opinión de alguien y no te gusta algo al alcance de tu mano, está obviarlo _igual que mi hija que clicka (no pulsa) el botón del ascensor_, al final tú eres quién decide. Ese es el verdadero kit de la cuestión, eres libre de moverte entre los blogs, quedándote sólo con lo bueno de ellos y no dramatizar cuando discrepes. Saltas y punto: nadie te obliga a leer, es un acto voluntario y placentero, y esa sencilla premisa rige todo el resto del curioso y basto mundo de los blogs, muchos cerebros piensan algunos hasta originalmente, por eso cuando encuentras a alguien con esa chispa te enganchas, al menos así me ha pasado a mi con muchos blogs.

7 comentarios:

jordicine dijo...

Estoy de acuerdo. Lo importante es que el blog sea personal. Los comentarios y el resto viene después. Hay que ser fiel a uno mismo. Un beso.

Anado dijo...

Pues yo navego por poquitos blogs, y me he encontrado algunos con una legión de seguidores. ¿Qué se siente? Habrá que preguntarles a ellos ;)

Un beset.

Sonia dijo...

Si, jordicine fiel en el sentido de coherente con sus propias ideas.

Y Anado está claro, hay personas con más magnetismo que otras, o que conectan mejor o más interesantes que sé yo. Me das una buena idea para un post, ¿ se deberían eliminar de la red los blogs que no tienen más de 5, 10, 50 seguidores? deja que lo piense ;)

Anado dijo...

NOOOOOOOOOOOOO!

Qué harán con los nuestros?

Deja que te diga que los nuestros hacen mucho bien a la humanidad. Solamente por esto habría que mantenerlos.

Es una cruzada en pos de nuestra propia justicia (la de cada uno, que no tiene porque parecerse a la de todos los demás).

Besos.

jonceltic dijo...

Creo que un blog es tan personal como la casa de cada cual. Caundo alguien te dice que tu blog es exactamente tal cual tú, es como cuando te dicen ...indudablemente esta casa tiene tu sello .

(acabo de llegar a tu casa, deja la puerta abierta porque volveré jeje)

Sonia dijo...

Hola Jon, bienvenido.
Me ha gustado mucho tu forma de entrar. Será un placer leerte.

jonceltic dijo...

Yo reflexioné una noche lisérgica con niebla a lo Poe texto a mostrar, sobre la fauna bloguera y sus páginas, paginista y frustración la mayoría. Debo ser de Marte pero me quedo con los que escasean, q son los buenos. Los del montón, pero del montón pequeño... ;)