Datos personales

Mi foto
Barcelona, Spain
Estudió en la Universidad de Barcelona. Ahora es madre a tiempo completo. Le encanta el café, la escritura, el cine, la fotografía, cuidar plantas y la buena compañía.

lunes, 19 de mayo de 2008

Mi niña

Llueve, suavemente, y cuando lo hace así parece que los colores se hacen más vivos, dicen que quedan muy bien las fotos tras la lluvia. Pero bueno mi pensamiento está con mi peque, que se ha ido de colonias y sólo espero que se lo pase genial.
Te voy a echar un poco de menos eh mama…me decía ayer con sus ojos grandes mientras acercaba la barbilla al cuello. Pero iba emocionada con su linterna que no se le acaba nunca la pila y con su saco nuevo para dormir con los de su clase y atendía todo lo que le explicaba a propósito de las bolsas con la ropa de cada día. Vaaale mama, decía.
Ayer cenamos spaghetti con pesto y tortilla francesa, y un poco mimosa decía que quería que le diese yo la cena, no quiso postre pero si un colacao antes de dormirse, le acaricie el pelo, me pidió que le explicara un cuento, cual quieres y contestó, de forma inusual, uno que no me hayas explicado nunca, y me acordé de aquel de príncipe y la golondrina, que es algo triste es verdad pero me gustaba de pequeña.
Y esta mañana ha abierto los ojos muy rápido en cuanto a oído eso de venga que ya es lunes y te vas de colonias! Se ha querido vestir sin ayuda. Y yo me la miro y pienso que mayor la veo, que gracia ver como se desenvuelve ya ella solita, como canturrea en el coche las canciones de la radio. En fin, supongo que como la mayoría de los padres me basta verla feliz para sentirme bien.
Mama, te digo un secreto, me decía ayer, se acerca al oído “hace días que no tengo el karaoke”, vale entonces cuando vuelvas hacemos una fiesta por la noche, preparamos juntas una pizza y cantamos… bieen, aplaude emocionada. Me encanta eso de ella, esa alegría para disfrutar de cualquier cosa por simple que sea.
Otra de las cosas que me hace mucha gracia de ella es cuando se acaba algo, pongamos los danoninos, no se enfada simplemente dice, bueno no pasa nada mañana compramos vale mama? O cuando se porta mal su hermana pequeña y dice ¿mama tienes el teléfono de la “feder- nanny”?... pues llámala para la Inma sólo…O cuando te explica un cuento con “cocolilos” o “hipotapomos” como se dice mami? Pero como rápido aprende, sólo puedo reír la primera vez.
En fin, me apetecía mandarle un beso desde aquí.

3 comentarios:

Cecilia Alameda dijo...

Es fantástica la experiencia de convivir con criaturas que están empezando a descubrir la vida. Te hacen reparar en cosas que antes no tenían importancia para ti, ver el mundo de otra manera, disfrutar de las pequeñeces.

brujaroja dijo...

Ay, qué duras las separaciones... Los niños vienen sin libro de instrucciones que nos advierta de lo que duele separarse de ellos, de lo que nos importan sus cosas, de cómo sus pequeños detalles se convierten en los grandes acontecimientos de nuestras vidas...

Sonia dijo...

Pues si Cecilia hay un antes y un después en nuestras vidas.

Brujaroja, exacto a eso me refería. Ya tengo ganas de verla, he dormido fatal.